Google
 

23 noviembre 2006

La CNMV, sin rumbo

La idea que está detrás parece ser la siguiente: todo lo que sube con fuerza es sospechoso de protagonizar un movimiento corporativo. Para que no acusen a la Comisión de tolerar el insider trading, pide información sobre un posible movimiento. Si lo hay, se hace público y se acaba la especulación; y si no, los ánimos se tranquilizan.

No obstante, esta actitud se ha ido suavizando:

Al principio, la CNMV suspendía directamente la cotización de cualquier valor que se calentaba excesivamente y sólo levantaba la suspensión una vez que publicaba el hecho relevante correspondiente. Por ese trance pasaron compañías como OHL, Metrovacesa, Astroc o Urbas.

Ahora parece que considera excesiva tanta suspensión y se conforma con pedir explicaciones y publicarlas en la web... salvo en el caso de BME. Aunque el presidente de la CNMV pidió explicaciones al holding por su revalorización del 7,35% del martes, no las publicó en la web del supervisor porque se quedó “satisfecho” con ellas, según declaró ayer en la Bolsa de Madrid.

Lo más preocupante de esta amnistía, a juicio de algunos observadores, es la lógica implícita en la respuesta de Conthe: si la CNMV no publica las explicaciones que encuentra “satisfactorias”, ello implica que las explicaciones que sí publica en forma de hecho relevante no son “satisfactorias”. Lo cual puede sembrar la sospecha sobre los desmentidos habituales en estos calentones (sólo OHL ha reconocido hasta ahora que había una operación corporativa detrás de la subida del valor).

No obstante, otras fuentes consideran que es ir demasiado lejos y que lo ocurrido con BME no es más que “otra muestra de la política errática de la CNMV, que tiene el loable objetivo de perseguir la información privilegiada que inunda nuestro mercado pero que no consigue dar con la fórmula para conseguirlo, entre otras cosas, porque es muy difícil”.


Mi opinión: No es nada difícil perseguir la información privilegiada; basta con ver quién ha comprado en el momento clave, y ponerle una sanción ejemplar. Lo que pasa es que esta gente no se preocupa de perseguir los delitos...