Google
 

03 enero 2007

Gas Natural abre ahora la puerta a una eventual operación con la portuguesa EDP

Tras el parón navideño, las batallas que la reordenación del sector eléctrico conoció en 2006 prometen seguir su curso hasta la definitiva clarificación de las incógnitas pendientes, que no son pocas: final de la OPA sobre Endesa; decantación de la posición de ACS, ahora mismo a caballo entre Fenosa e Iberdrola, y búsqueda de una salida para Gas Natural (GN), que tras desencadenar las hostilidades se ha quedado, de momento, sin novia.

Para la gasista catalana ha llegado el momento de pensar en EDP. Es el palillo que quedaba por tocar. Fuentes próximas a la gasista han reconocido a este diario que “hay conversaciones con la portuguesa Energía de Portugal, porque evidentemente es una de las alternativas dentro del mercado ibérico, lo que ocurre es que es demasiado pronto para saber si esto llegará o no a concretarse”.

La tocata y fuga de Ignacio Sánchez Galán y su Iberdrola embarcándose en la operación Scottish Power, ha dejado en Gas un sabor de boca casi tan malo como la reacción de Manuel Pizarro a la inicial OPA sobre Endesa. Porque los contactos estaban muy avanzados: Galán y Vilaseca (consejero delegado de GN) habían llegado a un principio de acuerdo sobre el reparto del poder, sancionado en un par de entrevistas entre el propio Galán y Antonio Brufau, presidente de Repsol, primer accionista de GN.

La espantada de Sánchez Galán ha hecho pupa en GN. Galán ha asegurado a Brufau que la fusión con Gas no está descartada en absoluto, y que podría abordarse en cuanto Iberdrola digiera la absorción de la escocesa, promesa que ha sido recibida con generalizado escepticismo. A Gas Natural le queda Unión Fenosa en España, donde se ha hecho fuerte Florentino Pérez y su ACS.

Fenosa, descartada a los precios actuales

Fenosa podría ser una solución, y de hecho el correspondiente dossier hace tiempo que está sobre la mesa de los responsables de GN, pero, de acuerdo con las fuentes, “está ahora mismo descartada, porque a los precios prohibitivos a que está en Bolsa sería una locura pensar en Fenosa”. Queda la portuguesa EDP.

Una fusión con EDP, que ya controla en España a la asturiana Hidrocantábrico, daría lugar a un potente grupo energético presente en toda la península Ibérica. El problema, o uno de ellos, está en la aparente lentitud de los gestores lusos a la hora de tomar decisiones, “y en que Gas vale en Bolsa tanto como EDP, y no puede ser que los portugueses reclamen que todo vaya a Lisboa...”

Una frase que, en boca de fuentes cercanas al grupo catalán, parece indicar que las conversaciones han progresado ya bastante, aunque esté lejos un posible acuerdo. Gas, que el martes subió un 2,7% (30,79 euros), vale en Bolsa 13.787 millones a precios de cierre de ayer, frente a los 13.970 que también ayer valía EDP en la bolsa lisboeta. Prácticamente igualadas, pues.

2 comentarios:

antonio salgado nolasco dijo...

Don Manuel Pizarro Moreno, gran jurista, hombre cabal

antonio salgado nolasco dijo...

Las empresas buscan el Portugal de Orden y Prosperidad del Profesor Cavaco Silva y del Ingeniero Señor Socrates