Google
 

25 mayo 2007

Los CFDs, el primer producto que permite ponerse bajista en acciones fuera del Ibex

Los inversores españoles no tenían hasta ahora la posibilidad de ponerse bajistas en valores que nos sean del Ibex, ya que el sistema de crédito al mercado de Bancoval se limita a los 35 miembros del índice, al igual que los futuros y opciones de Meff. La única alternativa eran los warrants... con sus peculiaridades. Pero ahora los CFDs, el nuevo producto que ha llegado a nuestro país procedente del mundo anglosajón, ofrecerán esta posibilidad.

Así lo anunció ayer Interdin, el broker que está introduciendo este producto para los inversores particulares en España, puesto que ha lanzado como subyacentes 15 valores que no ponderan en el Ibex aparte de los 35 del índice.

Los CFDs (contracts for differences) consisten en un contrato entre el inversor y una entidad financiera por la que ésta compra los títulos en bolsa y financia la adquisición, de modo que el inversor sólo tiene que poner una pequeña parte de la inversión total (en eso consiste el apalancamiento). Este contrato se liquida cuando desee el cliente, que gana la diferencia entre el precio de compra y el de venta, como si hubiera comprado directamente las acciones. En el caso de posiciones bajistas, el sistema es el mismo pero lo que hace la entidad es vender las acciones para luego recomprarlas.

Los CFDs tienen las ventajas de los futuros -apalancamiento, posibilidad de ponerse bajista y liquidación diaria- pero sin sus inconvenientes: los CFDs no tienen vencimiento y no hay que cambiar de contrato todos los meses (el famoso rollover) para mantener las posiciones a largo plazo. Además, combinan estas ventajas con las de la inversión directa en acciones, ya que replican directamente su movimiento en bolsa frente a la complejidad de los warrants, a los que afectan otros factores como la volatilidad o el valor temporal.

Sofía Antón, directora de renta variable de Interdin, explica que han lanzado los CFDs sobre valores de fuera del Ibex precisamente para “diferenciarse de los productos de Meff y el crédito al mercado y captar esa demanda insatisfecha”. Los subyacentes serán Avanzit, BME, Ebro Puleva, Ercros, Jazztel, Prisa, La Seda, Service Point, Sniace, Sol Meliá, Sos Cuétara, Tubacex, Vocento, Vueling y Zardoya Otis.

Expertos consultados opinan que esta nueva alternativa puede hacer mucho daño tanto a Meff como a Bancoval.