Google
 

23 octubre 2006

El atasco de Metrovacesa causará graves pérdidas

El estrangulamiento de Metrovacesa en bolsa no tiene precedentes en el mercado. Nunca se había dado el caso de un valor con un volumen de títulos prestado superior al número de títulos disponibles en el mercado (free float). La peor parte de esta historia se la llevarán los que tomaron prestados esos títulos, cuyas pérdidas pueden llegar al infinito. También salen perjudicados los accionistas que vendieron en las dos OPAs anteriores y que ahora podrían venderlas a un precio muy superior.

En efecto, según distintos operadores, este desequilibrio es la causa de la espectacular revalorización del título (38,7%) desde el fin de las OPAs parciales por la empresa. Los que tienen prestados los títulos (una técnica para ponerse bajista en el valor) están desesperados por cerrar sus posiciones comprando acciones, pero la escasez de éstas fuerza la subida meteórica del precio. Es decir, hay una enorme demanda de títulos y escasez de oferta.

Según datos de la Bolsa de Madrid, hay 16,21 millones de acciones de la inmobiliaria en préstamo, lo que representa el 15,92% del capital de la inmobiliaria que preside Joaquín Rivero. Por el contrario, el free float de Metrovacesa tras las OPAs se reduce al 14,4%, ya que los Sanahuja se hicieron con el 39,6% y Rivero alcanzó el 36,1%; el resto está en manos de varias cajas.

El préstamo de títulos se utiliza para tomar posiciones bajistas en un valor. Consiste en pedir prestados los títulos a un accionista –normalmente fondos de inversión o pensiones- para venderlos en el mercado. La teoría es que luego se comprarán a un precio más bajo, para devolverlos al prestamista, embolsándose la diferencia.

Pero si la acción sube, el que tiene la posición bajista incurre en pérdidas, que es lo que ha ocurrido en Metrovacesa. Ante una subida tan fuerte, lo normal es que se deshagan las posiciones bajistas a toda prisa; y para deshacerlas, los inversores compran las acciones en mercado al precio que sea (antes de que suba más), lo que realimenta la escalada.

En el caso de Metrovacesa, este enorme préstamo se produjo antes de las OPAs, por lo que es de suponer que los que tomaron prestados los títulos acudieron a las ofertas con una parte de ellos. Estos inversores –que no pueden ser fondos de inversión españoles, aunque sí extranjeros, hedge funds u otras instituciones como bancos, cajas, brokers, aseguradoras, etcétera.- apostaban por un desplome del valor después de las ofertas.

Sin embargo, ahora se encuentran con que no hay títulos en el mercado porque los compradores en las OPAs no quieren desprenderse de las acciones ni tampoco los que no acudieron a la OPA. Si el valor hubiera bajado, como ellos esperaban, sí habría habido una fuerte salida de papel, pero como ha subido sin parar...

¿Quién está detrás de las posiciones bajistas?

La gran pregunta es quién está detrás de unas posiciones bajistas tan enormes. Según fuentes del mercado, hay tres o cuatro entidades que acumulan pérdidas superiores a los 350 millones de euros, aunque la pérdida total de los bajistas –asumiendo que el préstamo se hizo a precios anteriores a la OPA- puede superar los 750 millones. Y aumenta con cada nueva subida de la acción en bolsa.

De hecho, estas fuentes aseguran que estas entidades fueron las que solicitaron ayer a la CNMV que suspendiera la cotización para frenar la sangría. Algo que en el mercado se consideraba un “escándalo”, por lo que el supervisor levantó la suspensión tras el cierre del mercado. “Es como si hubieran suspendido a Terra cuando se desplomaba porque mucha gente perdía. Si has tomado una posición arriesgada y te has quedado pillado, es tu problema, el mercado es así”, opina una operadora de una importante mesa. “Lo que deberían haber controlado es el volumen de títulos prestados hace meses”, añade otro profesional del sector.

El caso es que va a ser muy difícil resolver el entuerto, y las pérdidas de los que tienen títulos prestados pueden llegar al infinito. Las soluciones más fáciles son que vendan los accionistas de referencia (Rivero y Sanahuja no pueden hacerlo durante seis meses por ley) o una ampliación de capital, pero la CNMV no puede obligar a la empresa a adoptar ninguna de ellas.

----------------------

Muy interesante comentario de la firma Link Securities sobre el enredo en Metrovacesa, vale la pena leerlo:

Comentar brevemente lo que está ocurriendo con la inmobiliaria MVC. Objetivamente y en función de su Net Asset Value Neto (NNAV) las acciones de la compañía deberían estar cotizando entre los EUR 50 y 60, siendo “generosos”. El problema es que muchos inversores, probablemente “hedge funds”, apostaron por el derrumbamiento de las acciones de MVC tras el proceso de OPAs al que estuvo sometida la compañía, por lo que pidieron acciones a préstamo y las vendieron, quedándose “cortos” en el valor.

Sin embargo, el extraño desenlace del mismo –por primera vez en la bolsa española se mantuvieron las dos OPAs en paralelo y, además, no fueron cubiertas en su totalidad por los inversores, que se decantaron por no acudir a las mismas en vista de que la lucha entre los dos accionistas principales de la compañía tenía visos de continuar tras las ofertas- provocó la revalorización de las acciones de la inmobiliaria al finalizar las OPAs, forzando a los inversores “cortos” a “darse la vuelta” en el mercado; para cerrar posiciones se están viendo forzados a recomprar acciones de MVC a un precio cada vez superior, lo que incrementa sus pérdidas y su necesidad de cerrar cuanto antes la posición, lo que a su vez provoca nuevas revalorizaciones de las acciones de MVC. La situación es similar a “una pescadilla que se muerde la cola”. Es más, el problema se agrava dado el escaso número de acciones de MVC que quedan en el mercado –tras las OPAs el “free-float” de la compañía es muy reducido-. Por todo ello, el valor está estrangulado, hecho muy complicado de solucionar en el corto plazo.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

EL TOCOMOCHO Y LA ESTAFA PIRAMIDAL

VERSUS LA BOLSA.



Rafael del Barco Carreras



Uno de los pilares del capitalismo, o la libertad de mercado, al que se ha de reconocer la mayor cota de crecimiento, desarrollo y prosperidad de la Historia de la Humanidad, tiene tan demasiadas e inmensas oscuridades que si encima se manipula por caer en manos de una oligarquía o cártel de CINCO individuos o entidades, que además e indispensable monopolizan casi todo el dinero del mercado financiero, caso España, las consecuencias no son un CRACK clásico y cíclico sino una maquiavélica y descarada estafa a gran escala, a total escala. La acción de una Autocracia dominada por unos impermeables grupos de funcionarios y políticos. Primero se concentra en cuatro entidades, BSCH, BBVA, CAIXA y CAJA MADRID, y sus grupos subsidiarios, no menos del 90% del dinero en cuentas corrientes, de ahorro y “activos financieros” de toda España, inspeccionados o dirigidos por el Banco de España. En el proceso de fusiones bancarias se les venden los monopolios estatales, Telefónica, CAMPSA y refinerías, eléctricas, Tabacalera y otros, que sumados a las constructoras y demás grandes empresas de su propiedad como Dragados, Agromán, más refinerías o Gas, con quien fusionaron otras varias creando de nuevas, dominan la mayor parte de la llamada Economía de Mercado. Pura entelequia calificar el engendro de Capitalismo Institucional, Neoliberalismo, o simple Estatismo o Economía Social de Mercado que define la Constitución.

Vender a unos aparentes cuatro o cinco (el cinco es la suma del resto del Sistema) “entes financieros privados” la propiedad del Estado, lejos de privatizar es manipular. El Estado succionará gran parte del ahorro del País y seguirá dominando a los compradores y a sus antiguos monopolios, sumando a la “acción de oro” las profusas leyes de inspección, control, dictado de precios y sistema de recaudación de parte de los impuestos directos y hasta indirectos. En la práctica enriquecerá más allá de toda consideración a los funcionarios de los bancos y cajas, y sus allegados, que se sentarán en los nuevos consejos de administración, donde continuarán las antiguas familias (el franquismo) alternando con los nuevos ricos. Y no contentos con los cargos o sillones pasarán a las manipulaciones en Bolsa con la venta a las dominadas constructoras a precios burbuja de sus participaciones en los antiguos monopolios. La “información privilegiada” y “alterar el precio de las cosas” no es más que rebajar con nuevas definiciones delictivas la más descarada estafa.

Leo en Internet que en EEUU ya suman 400 los detenidos por manipulaciones financieras, aquí nos tocarían estadísticamente no menos de 60 entre los grandes. Ninguno. Y lo peor, administran tras “la profunda crisis” la inimaginable obligada inyección de billetes nuevos de euros que por el momento sostiene el Sistema parcheando el día a día. Tienen experiencia, la inflación sin límite, con pesetas o euros, recolocará el destartalado Sistema a base de que quiebren los “demás”, y que la real fuerza productiva y sanas empresas actúen con su normal cordura y decencia. ¡Por el bien de mis descendientes quisiera que así fuera!.

Se define el tocomocho como la más clásica y eterna de las estafas donde al delincuente le supera la ambición y maldad del estafado, el “pringao”. Dos colegas enseñando un goloso fajo de billetes donde solo el primero es auténtico. O la pirámide donde el estafador convence a los primeros inversores de su genialidad financiera regalando duros a cuatro pesetas, y los primeros a los demás. Las dos estafas magnificadas nos explicarían la Gran Burbuja Inmobiliaria y Financiera que de hecho se incuba y dispara tras la de Telefónica con Terra, por los 2000. El Mercado en pocas manos, e ilimitado dinero exterior, convertirán lo de Telefónica en un ejercicio de entrenamiento.

Cajeros y banqueros crean la pirámide o burbuja inmobiliaria y financiera con créditos basura garantizados con las propias acciones basura de las constructoras, que en sus balances lucen activos, pisos, terrenos y construcción, valorados a precios de disparate y creados con más créditos e hipotecas basura. Burbuja que detendrá la huida del dinero exterior y el agotamiento del propio, el ahorro nacional. Típico en las pirámides, no surgen nuevos “pringaos”, y los primeros que se aperciben pretenden salir. Quien comprara un piso o valor en bolsa hace un año o unos meses se encontrará en el mejor de los casos con una pérdida del 50%, cuando no toda la inversión. Otra ley de tan peculiar mercado, en las viviendas a menor demanda más precio. Y otra, que los ejecutivos siempre ganan. Y así la propia CAIXA, y demás instituciones financieras que forman parte del Consejo de Telefónica, en la burbuja del 2000, “provisionarán” multimillonarias pérdidas pero no se sabe que se arruinara ninguno de los muchos ejecutivos o agentes dependientes de quienes forman ese Consejo, y menos los de la propia Telefónica, donde el “staff” ganó inmensas fortunas. Curioso que ese staff fueran “técnicos” en nuestra peculiar Bolsa y no ingenieros en telecomunicaciones.

ACS, SACIR-VALLEHERMOSO, INMOBILIARIA COLONIAL, METROVACESA, AISA, ASTROC-AFIRMA, AIFOS, TREMON, DRAC, LLANERA, LÁBARO, COSNANI, PROMODICO, FINCAS CORRAL, RIOFISA, REYAL URBIS, HABITAT-DON PISO…etc…etc… todas manipuladas con todo tipo de OPAS, fusiones y extrañas compraventas. O cumpliendo otra ley tradicional y clásica en este tipo de estafas, para atemperar los ánimos, mintiendo descaradamente, surgen compradores ful, Dubai, Kuwait o petroleras rusas en Repsol, y de existir piden más dinero para arrastrar el muerto… o las que parece que no tienen más problemas que renovar algún crédito (sindicado) ACCIONA, ENTRECANALES, AVANCIT, FCC, FERROVIAL… y desconocidas y opacas constructoras propiedad de cada comunidad o ayuntamiento… como Adigsa de la Generalitat, el CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA DE BARCELONA del Ayuntamiento y Estado, asociado a la CAIXA DE CATALUÑA de la Diputación de Barcelona…etc…etc…