Google
 

27 octubre 2006

Las trabas del Gobierno español a la opa de la alemana Eon sobre Endesa son un ejemplo del fracaso del proceso liberalizador del mercado energético en

1) Gas Natural lanza una opa sobre Endesa;
2) el Gobierno apoya esta opa con el pretexto de crear un campeón nacional;
3) el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) recomienda al Gobierno que prohíba la operación por sus consecuencias negativas para los consumidores;
4) el Gobierno desacredita al TDC tildándolo de partidista y saca adelante la operación;
5) Eon lanza una opa superior sobre Endesa;
6) el Gobierno reacciona ampliando los poderes de la Comisión Nacional de Energía (CNE);
7) la Comisión Europea aprueba la opa de Eon por considerarla neutra para los consumidores;
8) la CNE, usando estos poderes, somete la opa de Eon a duras condiciones;
9) la oposición desacredita a la CNE tildándola de partidista;
10) la Comisión Europea decide que la mayoría de las condiciones impuestas por la CNE son ilegales;
11) el Gobierno no hace nada y la Comisión Europea vuelve a cargar las tintas contra él, y
12) el Gobierno reacciona con sorpresa.

Muchos Gobiernos han mantenido una tarifa eléctrica irreal, inferior incluso al costo de producción. Esto significa que si un consumidor opta por quedarse con su suministrador de siempre (en el mercado regulado) pagará menos que si opta por lanzarse al mercado liberalizado. Resultado: el mercado liberalizado resulta más caro que el mercado regulado. La tarifa tuvo que haber sido aumentada como resultado del aumento del precio de los combustibles.