Google
 

11 octubre 2006

'Late trading' y 'Market timing' en los fondos de inversión

Market timing

El valor liquidativo, o precio, de las participaciones en los fondos de inversión se calcula por la gestora después del cierre del mercado a las 4 de la tarde. El precio de cierre de cada título del fondo se multiplica por el número de títulos. El resultado –el valor total de los títulos del fondo-, se divide entre el número de participaciones en el fondo de cada inversor, determinándose el valor liquidativo de cada participación para ese día. Este será el precio que figurará en las órdenes de compraventa de participaciones del fondo dadas por los inversores que a lo largo de ese día.

Sin embargo, el valor liquidativo que se emplea en estos cálculos está frecuentemente “vencido”, obsoleto. Esto es especialmente cierto con los títulos de empresas extranjeras que cotizan en bolsas de Europa, Asia y otras partes del mundo. Esos mercados cierran varias horas antes del cierre de la bolsa de Nueva York a las 4 de la tarde, que es el momento en que se calcula el precio de las participaciones en el fondo de inversión. El valor liquidativo está por tanto basado en cotizaciones de acciones que no reflejan novedades que podrían haber sucedido después del cierre de los mercados extranjeros, y en consecuencia el precio del fondo estará “vencido”.

En teoría, los inversores pueden beneficiarse de dicha “obsolescencia” comprando, por ejemplo, participaciones que vayan a subir mañana cuando los mercados extranjeros reaccionen ante determinas noticias que sucedieron a última hora del día de hoy.

La práctica del market timing –comprar y vender rápidamente participaciones en fondos de inversión para aprovechar ineficiencias derivadas del modo en que se calcula su precio-, es legal siempre y cuando el fondo permita que todos los inversores lo hagan. El problema fue que las gestoras de fondos tan sólo permitieron que algunos inversores privilegiados realizasen estas operaciones de compraventa rápidas. Estas operaciones generan muchos gastos para el fondo, gastos que después son repercutidos a todos sus accionistas.

Late trading

El late trading es ilegal, y consiste en permitir que un inversor adquiera participaciones del fondo después de las 4 de la tarde al valor liquidativo de cierre de ese mismo día, cuando lo correcto sería aplicar el valor liquidativo de cierre al día siguiente. Esto proporciona al inversor una valiosa ventaja, ya que noticias importantes, como por ejemplo un informe con la cifra de beneficios trimestrales, a menudo se desvelan después del cierre del mercado. Para este inversor el privilegio del late trading es como tener una máquina del tiempo que le permite comprar al precio antiguo después de saber noticias que seguro harán subir los precios al día siguiente.

De hecho los inversores que practican el late trading compran las participaciones con un descuento –el valor del día anterior-, pero el fondo tiene que pagar el precio actual para adquirir las acciones necesarias para conseguir la participación en el fondo solicitada por dicho inversor. Además, la diferencia entre el coste actual que tienen esas acciones para el fondo y el precio pagado por esos inversores debe ser cubierto por otros accionistas del fondo.

Una gestora bursátil normalmente agrupa las órdenes de sus clientes para determinado fondo en una misma cuenta a su nombre, y luego transmite la orden neta de compra o venta al fondo una hora o dos después del cierre del mercado. Así, para una gestora es fácil permitir que los clientes realicen corretajes tardíos sin que el fondo sea consciente de ello ni participe en la operación. Aún no está muy claro cuántas gestoras de fondos participaron intencionadamente en prácticas abusivas.