Google
 

08 noviembre 2006

El Ibex supera los 14.000: nadie vende, todos esperan a 2007 para aprovecharse de la reforma fiscal

El Ibex superó ayer los 14.000 puntos por primera vez en la historia. Sube más del 30% en 2006, algo absolutamente impensable para la mayoría de los analistas a principios de año (y mucho menos con la crisis de mayo). Si nadie lo remedia, este ejercicio va camino de superar al de 1998, cuando el índice ganó el 35,6% (el récord está en el 54,2% de 1993). Sin embargo, lo que ha pasado casi desapercibido es que, detrás de esta escalada, está el impacto de la reforma fiscal aprobada por el Gobierno.

Esta reforma hace aconsejable aplazar las decisiones de venta hasta principios de 2007, ya que entonces las plusvalías a menos de un año tributarán al tipo único del 18% frente al tipo marginal de cada contribuyente si se vende en 2006. Es decir, esperarse a enero sale rentable, especialmente a las rentas más altas, que son las que más capacidad tienen para mover el mercado. Y las plusvalías acumuladas a menos de un año, con un Ibex que acumula el 30% (y con nueve valores del continuo que superan el 100% en 2006), son ingentes.

A este cambio fiscal del IRPF hay que añadir la rebaja del impuesto de sociedades para los inversores institucionales, que provoca que también les interese más vender a partir de enero que ahora.