Google
 

11 diciembre 2006

El teléfono móvil como arma de espionaje

El gobierno de los Estados Unidos ha aprobado un nuevo método para investigar a los miembros del crimen organizado: activar a distancia el micrófono de sus teléfonos móviles para poder escuchar sus conversaciones.

La técnica se denomina "pinchazo ambulante" (roving bug) y los máximos responsables del Departamento de Justicia de los EE.UU. han aprobado su uso contra los miembros de una familia del crimen organizado de Nueva York que desconfiaban de las técnicas convencionales de vigilancia, como el seguimiento de sospechosos o el pinchazo de teléfonos.

La nueva técnica de vigilancia ha salido a la luz en una opinión publicada esta semana por el juez de distrito Lewis Kaplan. El magistrado ha dictaminado que los "pinchazos ambulantes" son legales porque la legislación federal sobre intercepción de teléfonos es lo bastante amplia como para contemplar incluso las escuchas de las conversaciones que se producen cerca del teléfono móvil de un sospechoso.

El año pasado, un artículo del Financial Times indicaba que las operadoras móviles pueden instalar a distancia en cualquier teléfono, y sin conocimiento del propietario del teléfono, un programa de software que active el micrófono incluso cuando el propietario no está realizando ninguna llamada.

Mi comentario: Me parece muy preocupante el nivel de intromisión que alcanza el gobierno USA contra todo el que está a su alcance, no quisiera que pase algo así en Europa. Nos montan películas de terroristas y series como "24 horas", para acojonarnos y que aceptemos de buen grado renunciar a nuestras libertades... ¿y para qué? Yo estoy seguro que si se montan estas cosas, acabarán utilizándose para enterarse de información privilegiada y dar pelotazos bursátiles, para espiar a cónyuges infieles, y para mil cosas inaceptables. ¿Mejorarán nuestra seguridad? ¿O por el contrario, servirán para que los supuestos terroristas puedan infiltrar a alguien y obtener información con la que atacarnos mejor?