Google
 

17 febrero 2007

BBVA compra el banco estadounidense Compass Bancshares por 7.410 millones

BBVA ha acordado la compra del 100% de Compass Bancshares por 9.600 millones de dólares (7.410 millones de euros), operación que le sitúa en el mapa financiero estadounidense como el banco número 19 del país, al sumarse a esta adquisición las tres entidades que ya poseía allí, Laredo National y State Nacional y Texas Regional.

En total, tendrá 622 oficinas repartidas en siete estados, 47.000 millones de dólares en activos, 32.000 millones en préstamos y 33.000 millones en depósitos.

Para conseguir estas cifras, BBVA ha invertido 10.207 millones en la zona estadounidense conocida como cinturón dorado -Texas, Alabama, Arizona, Florida, Colorado, Nuevo México y California- . Este desembolso es algo inferior a lo que tendría que pagar en España para hacerse con Sabadell o Banesto. Estas dos entidades valían el viernes en Bolsa 11.052 y 12.983 millones de euros, respectivamente.

Capitalización bursátil

Los cuatro bancos de BBVA en Estados Unidos tienen una capitalización de 13.356 millones de dólares (10.166 millones de euros), cifra ligeramente superior a la que cotiza Sovereign -12.319 millones de dólares (9.377 millones de euros)-, el socio de Santander y en el que éste controla el 24,9%.

Con esta inversión, Estados Unidos pasará a representar el 10% del beneficio del grupo, según los datos proforma facilitados por el grupo. Así, entre este país, México y América del Sur aportarán a la entidad el 50% de sus resultados, España sería el 27% y la banca mayorista y de inversión sumaría el 23% restante.

Para financiar la inversión, BBVA realizará una ampliación de hasta el 5,5% de su capital -unos 3.800 millones de euros-. Además, ha vendido el 5,01% que controlaba históricamente en Iberdrola por unos 1.570 millones, de los que 844 millones son plusvalías. El resto lo pagará con recursos propios.

El propósito de la entidad española es 'traspasar a EE UU el modelo de banca de BBVA, que es mucho más avanzado que cualquier banco estadounidense', según González.

El consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó que la operación tendrá un impacto negativo sobre el beneficio por acción del grupo (BPA). El 1,22% en el 2008 y del 0,67% en 2009. A partir de 2010, la compra tendrá un efecto positivo en el beneficio por acción del 0,22% en ese ejercicio.

También comentó que la compra de Compass supondrá unas sinergias de 238 millones de euros en 2010.

La operación tendrá, además, un impacto negativo en la ratio de solvencia. El core capital (capital principal), que es lo que los analistas más tienen en cuenta, pasará del 6,2% al 5,5% a finales de este ejercicio. Y será en junio de 2008 cuando vuelva a niveles del 6%, porcentaje a partir del cual el mercado lo considera positivo.

El pasado noviembre, BBVA ya realizó una ampliación de capital por 3.000 millones de euros, casi el 6% de su capital, que fue toda a incrementar sus ratios de solvencia.

Con esta adquisición, el banco da por cerradas sus intenciones de compra en Estados Unidos a corto plazo, aunque seguirá aumentando su presencia con apertura de oficinas. González, no obstante, mantiene aún una espina. Crecer en Europa. 'Tocará, no les quepa duda que tocará', dijo.

Y al hilo de esta OPA, ojo a lo que decía Cárpatos:

BBVA



He comprobado todos los datos y salvo error, el banco de EEUU, que iba a ser comprado parece que se disparó ayer, antes de ser oficial la noticia, de manera exagerada y con el volumen más alto desde hace muchísimo tiempo. Vean este gáfico de velas diarias, la vela gigantesca es la de ayer y lo debajo el volumen.