Google
 

22 febrero 2007

Cae la aversión al riesgo

Con anterioridad a mayo del año pasado, concretamente en la segunda parte del año 2005 y primeros meses del 2006, una de las características principales de los flujos de patrimonio en Europa había sido las fuertes suscripciones en fondos de elevado riesgo. Así, fondos pertenecientes a las diferentes categorías de renta variable emergente, renta fija emergente o renta variable japonesa llegaron a liderar en ocasiones las suscripciones en términos absolutos. El dato es muy significativo ya que suponía que en el ranking de diferentes categorías los fondos de Bolsa emergente global superaban por ejemplo en algunos meses las suscripciones de los de renta variable europea cuando estos últimos disfrutan de varias veces los activos de los primeros. Por ello, las entradas netas de dinero en estos fondos en términos relativos eran extraordinarias.

Los meses que van de mayo a octubre habían supuesto la vuelta a una mayor lógica en el sentido de que las categorías de fondos de renta fija de referencia en Europa y en menor medida, la renta variable de mercados desarrollados y cercanos, acapararon las preferencias de los inversores. Las opciones más arriesgadas no sólo dejaron de liderar las suscripciones sino que pasaron a liderar el ranking de reembolsos netos. Los partícipes de fondos huían de los emergentes tras el castigo sufrido en el corto espacio de tiempo entre mayo y junio. Se estimaba que quizás llevaría un periodo de tiempo relativamente largo de mercados alcistas y excelentes rentabilidades para que los inversores volvieran a depositar parte de sus ahorros en estos productos.

Los datos de Lipper a nivel paneuropeo para los meses de noviembre y diciembre pasados apuntan, sin embargo, a que no ha hecho falta tanto tiempo. No sólo eso sino que el efecto llamada que suelen tener los retornos fulgurantes y espectaculares se ha materializado de manera rotunda en el caso de la renta variable china. La oferta de fondos para este tipo de activo y el patrimonio gestionados son ciertamente modestos pero ello no ha sido impedimento para que en los dos últimos meses del año 2006 se situaran en la parte alta del ranking de suscripciones netas por categorías de fondos. Los fondos, pertenecientes a las clasificaciones Renta Variable China y Renta Variable Gran China, han disfrutado de entradas netas de dinero cercanas a los 1.000 millones de euros en cada uno de los meses. Esto es, sin duda extraordinario y además se ha visto acompañado de fuertes suscripciones en otras categorías como Renta Variable Emergentes Global o Renta Fija Emergentes Global.

Por tanto, parece que la aversión al riesgo de nuevo disminuye a niveles similares a los de los meses anteriores a la corrección de mayo pasado. Algunos analistas, que estudian los mercados desde el punto de vista de la psicología humana, apuntan que cuando el inversor minorista entra con vigor en este tipo de opciones es señal de que una corrección está cercana y es por tanto conveniente salir de las mismas. En la anterior ocasión pasaron más de seis meses de fuertes suscripciones antes de que se produjera la caída.

Opciones. Diferentesniveles de riesgo

Dentro de las opciones de riesgo existen diferentes niveles del mismo.

La renta fija emergente, por ejemplo, se sitúa claramente por debajo de renta variable emergente mientras que la inversión en un solo país emergente, como China o India por ejemplo, tiene un mayor riesgo que hacerlo en fondos que invierten a lo largo de toda una región emergente.

Par los que se aventuren en la arriesgada Bolsa china es aconsejable atenuar el riesgo con exposición a mercados de la región desarrollados como Hong Kong o Taiwán.