Google
 

20 febrero 2007

Metrovacesa, partida en dos

Fuentes cercanas a la compañía resumieron el acuerdo así: la familia Sanahuja retiene el negocio de Metrovacesa en España y activos de Gecina en Francia 1.800 millones de euros mientras que Rivero y Soler retienen el resto del negocio de Gecina y activos de Metrovacesa en España por 450 millones.

La compañía detalla que para realizar el reparto, Metrovacesa llevará a cabo una 'opa de reducción de capital' que conllevará que Sanahuja supere el 50% del capital, lo que podría propiciar la obligación de que la familia catalana lanzara una opa por el 100% del capital. Simultáneamente, Gecina, en la que Metrovacesa controla casi el 70%, aportará inmuebles por 1.800 millones de euros a una nueva filial e, igualmente, Gecina llevará a cabo una opa de reducción de capital. Por otro lado, Rivero y Soler recibirán activos de Metrovacesa por 269,5 millones.

La acción de la española, a 75,67 euros

Los dos grupos en liza hicieron públicos en la noche de ayer los detalles de la operación. El valor de canje asignado a la acción de Metrovacesa será de 75,67 euros y el de Gecina, 129,36. Antes de la suspensión, Metrovacesa cotizaba a 117,85 euros y Gecina a 142,4. La relación incorpora los dividendos a cuenta ya repartidos por Metrovacesa; el propuesto por Gecina en su último consejo, así como otro complementario por 2,5 euros por acción que las partes han acordado que repartirá Metrovacesa.

El mercado no pudo ayer responder la noticia, ya que el valor estuvo suspendido. Los analistas señalan que la decisión supondrá un claro punto de inflexión para la acción, que cotiza con una prima cercana al 75% sobre el precio objetivo del consenso, de 67,80 euros según recoge JCF. 'El inversor deberá guiarse ahora por criterios de gestión y no por elementos especulativos', apunta Jordi Falgueras, jefe de análisis de Gaesco Bolsa. La partición 'es la consecuencia lógica del colapso en que el conflicto de intereses había sumido a la compañía', añade Falgueras. En este sentido, la firma suiza UBS ve de forma positiva la intención de los principales accionistas de zanjar la disputa, al tiempo que advierte del riesgo de que la nueva Metrovacesa quede fuera de índices bursátiles relevantes, como el Ibex 35.

En cualquier caso, el proceso de partición promete ser largo, de varios meses, y pondrá a prueba la paciencia de los minoritarios. 'La posibilidad de nuevas ofertas competidoras que esperaba el mercado se desvanece para un valor que ya estaba ampliamente sobrevalorado', resume Marián Fernández, de Inversis.