Google
 

11 mayo 2007

Caos en la CNMV: Segura destituye al número tres y la actividad se paraliza

La CNMV se encuentra sumida en un caos absoluto. Aparte de la insostenible situación de su vicepresidente, Carlos Arenillas, después de las revelaciones hechas por Manuel Conthe el lunes, no dejan de declararse incendios. El nuevo presidente, Julio Segura, ha destituido de forma fulminante al número tres del supervisor, y hay fuertes rumores de nuevos ceses. Mientras tanto, la actividad normal de la institución se encuentra totalmente paralizada.

El destituido es Antonio Carrascosa, director general de entidades y hombre de absoluta confianza de Conthe. Aunque los portavoces del organismo ni confirman ni desmienten el cese, fuentes solventes confirman la destitución y que se ratificará en el próximo consejo de la CNMV, previsto en principio para la semana que viene. Carrascosa fue nombrado director general por Conthe en diciembre de 2004 y estuvo a su lado en la rueda de prensa de despedida del ex presidente la semana pasada.

Las fuentes consultadas interpretan que se trata del inicio de la purga de todos los altos cargos del supervisor afines al ex presidente caído en desgracia y, en consecuencia, opuestos al vicepresidente Arenillas. Por tanto, ésta no será la última destitución.

Un experto en la situación del supervisor cree que “las purgas son un error histórico que no se cometía en la CNMV desde la etapa de Pilar Valiente”. Además, a los destituidos hay que indemnizarlos, porque son trabajadores de la institución.

La dirección general de entidades de Carrascosa estaba ya sumida en una profunda crisis por escándalos como la suspensión cautelar de la gestora Vetusta -que obligó a su cierre y que se saldó sin ninguna sanción- o la reciente demanda contra el regulador impuesta por la sicav Pichilemu.

Parálisis total

Y mientras arde Troya en la sede de Castellana, 19, la actividad normal de la institución se encuentra paralizada. Prueba de ello es que el resumen de las actividades semanales de la CNMV, el informe ‘La CNMV informa’ muy popular entre los periodistas, no registra ni una sola operación durante la semana pasada, salvo la publicación de los hechos relevantes de las empresas y el registro de un par de emisiones de pagarés y titulizaciones hipotecarias.

Este vacío absoluto contrasta con la intensa actividad habitual en otras semanas. En la anterior, sin ir más lejos, la CNMV había aprobado la admisión a negociación de 17 warrants, de la macroampliación de Iberdrola y de dos bonos; 17 emisiones de renta fija; modificaciones en los estatutos de tres brokers; el alta de tres fondos de inversión, una baja y una fusión; 12 modificaciones de reglamento de fondos; el cambio de estatutos de otros 15; la inscripción de una sicav y cambios en estatutos de otras 170; la autorización como gestoras de hedge funds de Morgan Stanley y JP Morgan; una nueva sociedad de capital riesgo; etc.

Además, es bien conocido el atasco que sufre la CNMV y el descontento del sector financiero y empresarial con la tardanza en tramitar los expedientes de fondos, gestoras y otros productos de inversión. Asimismo, algunas grandes operaciones empresariales –como las de Iberia o Altadis, y posiblemente alguna más- se encuentran paralizadas a la espera de que la CNMV recupere la normalidad, según varios despachos de abogados.