Google
 

23 mayo 2007

Los contratos con los bancos prestamistas tienen con el agua al cuello a Astroc

Cuando un banco concede un crédito a cualquier persona se asegura en lo máximo posible el pago. Por ello, antes de concederlo exige unos niveles de ingresos, de patrimonio y le hace un estudio sobre los préstamos que tiene vigentes para saber cuánto le puede prestar. En el caso de las empresas es semejante, aunque con ratios de estudio algo más complejos y si llega el caso, obligan a las empresas a cumplir determinados objetivos que no pongan en peligro su cobro (los llamados covenants)

Grupo Astroc, como cualquier empresa, no es menos. Por ello tiene también tiene firmadas condiciones exigentes con los seis bancos que le financiaron las compras de Landscape, Rayet Promoción y los gastos derivados de esas adquisiciones. A continuación, se muestra el cuadro en el que se explican esas condiciones que debe cumplir Grupo Astroc en los próximos años y a cuyo examen se somete por parte de los bancos cada seis meses.

La compañía valenciana hace siempre mucho hincapié en sus presentaciones de resultados del ratio LTV (Loan to Value), que no es otra cosa que la deuda neta de la compañía dividido entre el valor de sus activos (GAV). Según los resultados presentados por Grupo Astroc hace unos días, ese ratio a 31 de marzo es de 43%, por lo que está muy cerca del 45% que no puede superar este año. Es decir, como popularmente se dice, está endeudada hasta las cejas. El problema viene en los años posteriores, en los que tiene que bajar ese nivel de endeudamiento hasta el 35% en 2009 y los años siguientes que dura el préstamo sindicado. A modo de comparación, el LTV actual de Realia es de 26,9%.

Esto estrangula el posible crecimiento de Grupo Astroc a corto y medio plazo, ya que no puede endeudarse por encima de ese nivel y tiene que ir bajándolo en los próximos años.

La ralentización del mercado inmobiliario también es un problema para Grupo Astroc, ya que en un entorno de fuerte subida de los precios aumentaría a velocidad destacada el valor de sus activos y aligeraría el LTV. Esto es lo que le ha pasado a la mayoría de personas que compraron una vivienda en los últimos años. Con el paso del tiempo se ha revalorizado su inmueble y el porcentaje de deuda respecto a su valor ha ido siendo menor, con lo que el banco le permitía seguir endeudándose.

En una escenario de moderación de los precios ese grifo se cierra para los particulares y las empresas. Además, los expertos apuntan que en un plan de negocio coherente debe ser conservador y sería temerario contar con que tus activos van a subir con fuerza. Por ello, el hecho de que Astroc esté endeudado al límite le hace muy vulnerable a una posible caída de los precios, ya que le haría renegociar las condiciones de los créditos y las garantías.

Un ejemplo de las dificultades financieras por las que atraviesa Grupo Astroc y su presidente, Enrique Bañuelos, se han puesto de relieve en los últimos días. Primero se ha producido la venta de 5,9% de Banco Sabadell y después ha tenido que vender para de la compañía a Rayet y Nozar.