Google
 

08 junio 2007

El auditor devuelve a Española del Zinc a la quiebra técnica

La recuperación económica de Española del Zinc (Zinsa) parece que es sólo un espejismo. Oficialmente, la empresa murciana cerró el ejercicio pasado con un beneficio de 63,7 millones de euros y unos fondos propios de 50,4 millones, lo que significaba un respiro tras los meses de crisis que llevaron a la firma a una situación de concurso de acreedores. Unos problemas que se empezaron a superar con la venta de los terrenos donde se asienta la fábrica de Zinsa por 141,8 millones, en agosto de 2006.

Los auditores de Deloitte, sin embargo, han firmado un informe que supone un jarro de agua fría para los planes de la dirección de Zinsa. Según la auditoría de 2006, hecha pública ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa ha contabilizado indebidamente 116 millones procedentes de esta venta en su balance. La consecuencia es que la situación patrimonial y operativa de Zinsa es negativa, con unos números rojos de 41,9 millones y unos fondos propios negativos de 65,5 millones, lo que introduce 'incertidumbres acerca de la continuidad futura' de la compañía.

Según se desprende de la auditoría, la realidad es que, tras la venta de los terrenos a Quórum Capital Investment, la sociedad sólo ha recibido 67,7 millones, mientras que el resto lo irá percibiendo hasta agosto de 2009, siempre y cuando cumpla las condiciones del contrato de compraventa, algo que no ocurre en la actualidad.

Estas condiciones incluyen: la recalificación definitiva de los terrenos para uso residencial, lo que ya ha aprobado el ayuntamiento de Cartagena siempre que Zinsa mantenga el empleo; la descontaminación de los terrenos; y la demolición de las edificaciones existentes en ellos. Estos dos últimos puntos no los podrá cumplir hasta que consiga un nuevo emplazamiento para levantar una fábrica que le permita continuar su actividad, lo que todavía está negociando con el Ministerio de la Vivienda.

Además, hay 90.088 metros cuadrados de la finca que ya ha vendido que reclaman ante los tribunales dos sociedades (Egea y Villaescusa Promociones y Polígono Pilar) que acusan a Zinsa de estafa, ya que figuran como propietarias de los mismos.

La polémica venta de los terrenos del grupo

El proceso de venta de los actuales terrenos de Zinsa en Torreciega ya levantó polémica y suspicacias el año pasado. Al anuncio de Española del Zinc acudieron tres grupos inmobiliarios interesados en la operación. Por un lado, Heliópolis Invest, controlada por Pedro Bores Saiz y accionista de Zinsa con un 5%, que ofreció 175 millones de euros. Por otro, Ópera Bona, dirigida por los promotores Jorge Cañamas y Mariano Roca, cuya oferta era de 136 millones. El tercer candidato fue Quórum Capital Partners, del empresario Miguel Durán y el grupo Calidona, que puso sobre la mesa 98 millones de euros.

Zinsa adjudicó los terrenos a Ópera Bona en primera instancia, pero finalmente se los llevó Quórum, que tenía derecho de tanteo e igualó su oferta. Heliópolis acusó al consejo de Zinsa de 'falta de transparencia' en un proceso 'endogámico'.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hi, Added a new value add to my blog this weekend - a news widget from www.widgetmate.com. I always wanted to show latest news for my keywords in my sidebar. It was very easy with this widget. Just a small copy paste and it was done. Great indeed.