Google
 

25 junio 2007

El parqué español espera cerca de 5.400 millones en ampliaciones

Un aluvión de papel. Esto es lo que afrontará la Bolsa española en el futuro más inmediato, y no sólo por la multitud de ofertas públicas de venta (OPV) que hay en agenda, sino por la soltura con que las compañías piden dinero al mercado. A los 13.600 millones de euros que han aterrizado en el parqué en 2007 se sumarán al menos 5.396 millones más por las ampliaciones de capital pendientes.

En los últimos días, han comenzado a cotizar los nuevos títulos de Zeltia, Ercros, Sniace y Banco Guipuzcoano, lo que ha supuesto inyectar en el mercado en torno a 374 millones de euros. Pero estas ampliaciones no serán las únicas que recibirá la Bolsa española. Un buen puñado de empresas, entre las que se encuentra BBVA, está aguardando su turno. El pasado 21 de junio, la junta de accionistas de la entidad presidida por Francisco González dio luz verde a la ampliación de 3.600 millones con los que financiará la adquisición del estadounidense Compass.

Los accionistas de La Seda de Barcelona también han aprobado la emisión de 209,29 millones de nuevos títulos, el 50% de los que actualmente tiene en circulación, con el objetivo de financiar la compra de varias fábricas de Eastman.

Tecnocom y General de Alquiler de Maquinaria (GAM) echarán mano del mercado para conseguir el dinero para comprar Getronics y Vilatel, respectivamente.

Reyal Urbis dio marcha atrás y no realizará la ampliación de hasta 800 millones de euros que tenía prevista para dar liquidez a sus títulos, pero varias de sus colegas de sector mantienen sus planes. Colonial espera que la CNMV apruebe su opa por Riofisa, que contempla una ampliación de 700 millones de euros. Incluso Astroc, pese al mal trago que está padeciendo en Bolsa, ha confirmado que ampliará capital en al menos 415 millones de euros.

Fersa pide al mercado 151 millones para seguir creciendo

Una empresa novata en el mercado continuo, al que llegó el 2 de mayo, está en plena ampliación de capital. Fersa, dedicada a las energías renovables, quiere conseguir 151 millones para financiar sus últimas adquisiciones. El pasado 19 de junio comenzó el periodo de suscripción de la ampliación de 37,76 millones de acciones y que se extenderá hasta el próximo 3 de julio. Actualmente, cotizan acciones y también derechos. Por cada uno de los títulos de nueva emisión hay que pagar cuatro euros y lo que cueste el derecho, que el viernes cerró a 2,91 euros. Por lo tanto, el precio de los nuevos títulos se situaba en 6,91 euros, por debajo de la cotización.