Google
 

02 julio 2007

Tiembla Wall Street ante posible colapso de fondos de Bear Stearns

Los fondos tenían inversiones de más de 20 mil mdd, pero la súbita caída del valor de algunos de sus activos empujó a clientes y prestamistas a tratar de recuperar su dinero.

Nueva York.- Dos fondos de inversión de alto riesgo (hedge funds) de la firma de corretaje Bear Stearns están a punto de colapsar y con ellos el dinero de miles de inversionistas en Wall Street.

Hasta hace días los fondos tenían inversiones de más de 20 mil millones de dólares, pero la súbita caída del valor de algunos de sus activos empujó a clientes y prestamistas a tratar de recuperar su dinero, algo que ha contribuido a agravar el fenómeno.

Bear Stearns intenta desde el martes pasado, hasta ahora sin éxito, armar un plan de rescate de los fondos, con la renegociación de préstamos viejos y contratación de algunos nuevos.

Pero Merril Lynch, uno de los prestamistas originales, decidió no participar en el esquema y comenzar a tomar control del colateral de parte de sus créditos, por unos 850 millones de dólares.

El High Grade Credit Strategies Fund fue establecido por Bear Stearns hace apenas 10 meses y desde entonces ha perdido poco más del 20 por ciento de su valor, de acuerdo con estadísticas públicas.

El Enhanced Leverage Fund, con un año y medio más de antiguedad, ha perdido menos de 10.0 por ciento en lo que va del año y su exposición a créditos de alto riesgo es menor.

“El impacto de la decisión de Merril Lynch en el futuro de los fondos, es no solo económico sino psicológico, pues podría generar problemas similares en otras firmas con problemas similares”, dijo Alan Kimmelstob, de la firma Prudential.

“Uno de los peores agravantes para un mercado volátil como el que hemos tenido en meses recientes, es el pánico, y creo que todo mundo quiere evitarlo”, agregó.

En el núcleo de las dificultades de los dos fondos de Bear Stearns, subyace la ampliación paulatina de los problemas del mercado inmobiliario del país.

Durante el “boom” de los bienes raíces en gran parte de la última década, los fondos de alto riesgo invirtieron parte de sus capitales en paquetes de bonos respaldados por miles de las hipotecas que alimentaban el “boom”.

Los prestamistas flexibilizaron los requisitos que antes prevalecían para dar créditos hipotecarios, pero al cambiar las condiciones del mercado en el ultimo año, muchos de esos préstamos a tasa variable, no pudieron ser cubiertos por los clientes.

Al crecer el número de créditos hipotecarios no pagados, el valor de los bonos que éstos respaldaban, y en el que invirtieron los fondos de alto riesgo, se depreció.

Algunos analistas estiman que Bear Stearns será capaz en los próximos días de “salvar” los fondos.

La alternativa es que si no sucede, los inversionistas en los dos instrumentos que se tambalean, verán esfumarse no sólo ganancias sino parte de su inversión inicial.

Citigroup, J.P Morgan y cientos de fondos de inversión menores, así como inversores institucionales e individuales, se encuentran en la lista de los potenciales afectados.