Google
 

02 octubre 2007

Los inversores institucionales confían en que Criteria se coloque en la banda baja

Los grandes inversores limitan sus peticiones de títulos del hólding en el entorno de los 5,5 euros, lo que supondría salir a bolsa con un descuento de entre el 28% y el 29%.

os inversores institucionales no se lo van a poner fácil a Criteria, el hólding de participadas de La Caixa que se estrenará en bolsa el próximo 10 de octubre. Sólo están dispuestos a acudir a la colocación si el precio es lo suficientemente atractivo y así se lo están trasladando a los colocadores.

Por ahora, la mayoría de peticiones están limitadas a un precio de 5,50 euros por acción, según fuentes del mercado. Esto supondría salir a cotizar con un descuento de entre el 28% y 29% respecto al valor neto de los activos de la cartera antes de la ampliación de capital.

“Será cuestión de precio, si el descuento es bueno tendrán peticiones, pero esto implica irse a la parte baja de la banda”, señala un gestor, que opina que el respaldo de un gran grupo financiero como La Caixa asegura que las posibilidades de que la acción baje en las primeras sesiones después de su debut son reducidas.

La banda de precios indicativa y no vinculante supone valorar Criteria entre 13.149 millones y 17.751 millones de euros, antes de la ampliación, y entre 16.436 millones y 22.189 millones, después de ampliar capital (entre 5 y 6,75 euros por título). En total se emitirán 657,5 millones de nuevas acciones.

La Caixa quiere colocar Criteria con un descuento máximo de entre el 9% y el 18%. Sin embargo, otras sociedades hólding, como Corporación Financiera Alba en España, cotizan con un descuento del 31%. La media de los hólding europeos comparables ronda un descuento del 28%, según el informe emitido a principios de septiembre por Banesto Bolsa.

Los analistas consultados explican que los planes de expansión internacional de Criteria resultan difíciles de valorar y que al mercado le cuesta pagar expectativas de futuro.
Criteria indica en el folleto que aspira a comprar entidades financieras en países emergentes en el Este de Europa y Asia, aunque no ha especificado cómo se financiarían las operaciones. Según el folleto de la OPS, “está previsto que los ingresos obtenidos en la ampliación de capital social relativa a la oferta se destinen a reducir el endeudamiento de la sociedad”.

“El valor añadido de Criteria sería más alto si gestionaran todas las empresas cotizadas en las que participa, pero no tiene el control de muchas de ellas”, explica un alto cargo de un banco de inversión.

A favor de Criteria juegan las 5.246 oficinas de La caixa repartidas por el Estado español. A través de la red se ha colocado todo el tramo minorista, que supone un 55% de la oferta pública de suscripción de acciones (OPS). “Entre los minoristas no ha tenido problemas para colocar los títulos, pero los institucionales tienen más dudas”, comenta un experto.

Hay gestores que creen que es significativo la insistencia que están mostrando algunos de los bancos colocadores. “En otras OPV que luego se demostró que la demanda había sido muy fuerte ni llamaban para ofrecernos acciones. En esta ocasión nos han llamado varias veces esta semana”, explican desde una de las entidades.

Criteria tiene la intención de repartir como dividendos el 90% del beneficio de cada ejercicio, excepto los beneficios procedentes de la enajenación de participaciones. Los ingresos por ventas de participaciones se reinvertirán. La empresa podría contemplar otras vías complementarias de remuneración al accionista, como la recompra de acciones (share buybacks) o el reparto de dividendos extraordinarios.