Google
 

25 octubre 2006

La CNMV se entromete en si Metrovacesa debe estar en el Ibex

Manuel Conthe, presidente de la CNMV, que ha mostrado su desacuerdo en carta dirigida al Comité Asesor del Ibex, quien, a su juicio, “debería reconsiderar la decisión de mantener a Metrovacesa en este selectivo” en caso de que la inmobiliaria no adopte “con rapidez” medidas para elevar su liquidez.

La iniciativa de Conthe ha sido calificada por los expertos de “intromisión sin precedentes del regulador en las decisiones de la Sociedad de Bolsas”. Pero, ¿qué hay detrás de la tormenta? Pues que mucha gente ha quedado pillada en Metrovacesa. Gente importante, se entiende, con posibles. Al contrario de lo ocurrido en casos como Terra, los ahora pillados no son particulares especuladores, sino profesionales avispados que han apostado por bajadas en la cotización de Metrovacesa.

Y nadie vende.

En primer lugar porque los accionistas fuertes de la compañía no quieren hacerlo. Y, segundo, porque algunos que podrían vender son los que precisamente las han prestado y no disponen de ellas. De modo que, como hay pocas acciones a la venta, cada vez que algún pillado quiere comprar, la cotización se dispara incluso con poco volumen de contratación. Se trata de una situación complicada, sin duda... para los pillados. El minoritario que no ha vendido ve subir y subir la cotización con una sonrisa de oreja a oreja, subidas que se convierten en una mueca de preocupación en el rostro de los afectados.

Y se empiezan a barajar posibilidades: que si ampliación de capital, que si emisión de bonos convertibles, decisiones todas más que discutibles porque no responden a una estrategia empresarial, aunque pertenezcan a la esfera de las decisiones privadas de una empresa privada. Y en esto llega la CNMV y toma una decisión sorprendente: que se excluya a Metrovacesa del Ibex 35, lo que equivale a sugerir a una empresa privada que modifique un producto privado. Es como si el señor Conthe sugiriera a El País una reducción de sus páginas de nacional o de economía, o a Iberdrola un recorte en su producción de energía eólica.

parece lógico pensar que si se excluye a la inmobiliaria del Ibex 35, habrá fondos de inversión referenciados a dicho índice que venderán acciones de la compañía. Justo lo que necesitan los profesionales listos que se han equivocado en su inversión. Y justo lo contrario de lo que sería deseable para un pequeño inversor particular. ¿Qué diría la CNMV de haber resultado afectados una serie de pequeños inversores particulares? Podemos fácilmente imaginarnos frases del tenor de “no somos responsables de las decisiones personales de inversión”; “hay que conocer el riesgo que se asume al invertir” y otros primeros auxilios por el estilo.

Mi comentario: Se puede aceptar todo, mientras todos juguemos con las mismas reglas. Lo que no se puede aceptar es que:

- La CNMV quiera intervenir en lo que no es de su competencia
- Que lo haga en perjuicio de los pequeños accionistas
- Y sobre todo, QUE QUIERAN INVENTARSE LEYES "A MEDIDA", algo que ya hemos visto con alguna eléctrica.

A partir de ahí, si en Diciembre (que es cuando toca la próxima revisión) quieren fijar nuevos criterios para la próxima revisión de Junio, me parece bien; pero nada de leyes a medida para ya.