Google
 

07 noviembre 2006

Comprar piso cuesta la mitad que vivir de alquiler pese al ‘boom’ inmobiliario

El coste medio de alquilar un piso de 90 metros cuadrados cuesta en España una media de 9.308 euros al año. Cantidad un 115% superior a los 4.837 euros anuales que hay que abonar para la compra, en un supuesto de un piso de la misma dimensión que, financiado mediante una hipoteca a 25 años por el 80% del precio – a un tipo del 4,15%–, se disfruta durante diez años como vivienda habitual para venderlo después. Es decir, un piso en el que el propietario se beneficia de la deducción por vivienda en el IRPF y de las plusvalías obtenidas después.

Las razones sociológicas y culturales que premian la propiedad frente al alquiler explican parte de la situación del mercado español, pero, “a raíz del análisis realizado, puede considerarse que, en el marco de las condiciones descritas, la opción de compra encuentra también, hoy por hoy, fundamentos de rentabilidad”.

Por ello, pese a los avisos de desaceleración del sector, “actualmente, no está en absoluto claro que comprar una vivienda haya dejado de ser, desde el punto de vista de la rentabilidad, una buena opción frente a la del alquiler”.

Dos factores por encima de muchos otros provocan esta tendencia: además de esas ventajas fiscales –que influyen “de manera no despreciable”–, los bajos tipos de interés. Sin embargo, parecen muy lejanos unos tipos en el 7%, escenario a partir del cual la adquisición perdería la rentabilidad actual. “Las ventajas de la compra se mantienen hasta tipos de interés inferiores al 7%, nivel para el que se da una equivalencia entre las dos opciones”, la adquisición y el alquiler. “A partir de dicho nivel”, apostilla, el arrendamiento “se presenta como una opción más económica”.

Desde el punto de vista de la rentabilidad, sólo hay otro caso más en el que es “más interesante” alquilar: para un periodo de permanencia de la titularidad del inmueble inferior a los cuatro años”.