Google
 

02 noviembre 2006

El Gobierno quiere penalizar consumos de agua superiores a 60 litros por persona al día

El Gobierno apuesta por fijar un mínimo diario de 60 litros por persona, y propone a los ayuntamientos —que son los que tienen competencia para fijar el precio de este servicio— que establezcan un sistema de tarifas que incentive el uso eficiente y penalice gastos superiores.

Mi comentario: Yo estoy 100% de acuerdo, la mejor forma de ahorrar agua es tocándole el bolsillo a quien no lo haga. Si se hace que los primeros 60 litros salgan gratis (o casi), que el que consuma 100 le cueste más o menos como ahora, y que el que pase de ahí que pague más, no se tiene por qué incrementar el gasto de la gente normal, y se estará en la línea correcta para favorecer el ahorro. De hecho, yo iría más allá y quitaría TODOS los costes fijos del recibo de agua y luz para las casas que sean primera vivienda de la familia, y recaudaría esas cantidades incrementando el coste de lo que pase del consumo mínimo imprescindible.

De hecho, yo haría lo mismo a escala autonómica: Las comunidades que necesiten agua, que se la paguen a las que tienen excedente, y las excedentarias si quieren que vendan, y si quieren que la tiren al mar (verás como entonces tirarían menos). Obviamente, el Estado tendría que aportar una cantidad FIJA de dinero a las comunidades más necesitadas de agua, para que puedan comprarla... y al ser una cantidad FIJA, se les estimularía a ahorrar agua: si Camps y Valcarcel ahorran agua, obtendrían una ganancia económica, mientras que si amplían regadíos, campos de golf y piscinas, tendrían que pagarlo.