Google
 

07 noviembre 2006

Milagro en el SCH: Botín elimina las comisiones... pero cada vez gana más por esta partida

La gran ofensiva de la entidad este año es la supresión de comisiones a los clientes que domicilian la nómina o contratan una hipoteca o plan de pensiones. Esto, en teoría, debería haber provocado una fuerte caída de sus ingresos por comisiones. Sin embargo, no sólo no ha sido así, sino que en los nueve primeros meses del año esta partida ha crecido en la cuenta de resultados.

Inicialmente, esta campaña sí tuvo impacto negativo: en el primer trimestre, el Santander dejó de ganar 80 millones de euros por su culpa, lo que suponía una caída del 2,8% en los ingresos por comisiones. Sin embargo, después ha dado la vuelta a la tortilla. En las cuentas del banco hasta septiembre, este concepto vuelve a arrojar saldo positivo -crecimiento del 2,3%-. Es más, las comisiones crecen al 16,8% en el conjunto del grupo.

Según publica El Economista, el Santander encabeza el ranking de la banca por “recurrencia”, que es la parte de los costes que cubren las comisiones. Este ratio cayó en el primer trimestre, pero se ha recuperado hasta alcanzar el 102,37% en septiembre (las comisiones cubren más del 100% de los costes, algo que ninguna otra entidad consigue).

Es verdad que Santander ha quitado lo que llama ‘comisiones de servicio’, pero este concepto sólo incluye las operaciones más habituales: administración y mantenimiento, tarjeta de débito, retirada de efectivo en cajeros del banco, cheques, transferencias nacionales y retirada de efectivo en ventanilla. Para todo lo demás, cobra unas tarifas que normalmente están por encima de la media de la banca.

En todo caso, parece que la estrategia le está funcionando a Botín. Según un estudio de la consultora FRS Inmark, el Santander ha reducido la fuga de clientes este año: si en 2005 el banco perdía el 4% de sus clientes, este año esta tasa se ha reducido al 3%. Si contamos la pérdida neta –diferencia entre los clientes que se van del banco y los nuevos que capta-, también ha disminuido del 1% al 0,6%.