Google
 

12 diciembre 2006

La OPEP y Rusia reducen su exposición al dólar hasta el nivel más bajo desde 2004

Los países productores de petróleo –la OPEP más Rusia– han reducido su exposición al dólar a un mínimo de dos años, al tiempo que han invertido la mayor parte de sus últimos ingresos en euros y yenes, según los datos del informe cuatrimestral del Banco de Pagos Internacionales (BIS), publicado esta noche en Basilea (Suiza).

Ese cambio contribuye a explicar la debilidad de la divisa estadounidense frente al euro y otras divisas, e incluso podría acrecentar su tendencia bajista.

El euro ha subido recientemente hasta 1,34 dólares, su nivel más alto en 20 meses; la libra esterlina ha flirteado con la barrera de 2 dólares, un máximo de 14 años, y el yen y el yuan chino también se han fortalecido.

El BIS estima que entre el primer y el segundo trimestre de 2006 –últimos datos disponibles–, los socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia redujeron el porcentaje de sus reservas en dólares desde el 67% al 65%; mientras, aumentaron su exposición al euro desde el 20% al 22%.

La última vez que los países productores de petróleo redujeron tanto su tenencia de dólares –el mínimo se alcanzó en el 60% a finales de 2003– y aumentaron el porcentaje de euros, la divisa europea se apreció significativamente, hasta un máximo histórico frente a la moneda de Estados Unidos de 1,3667 dólares.

El cambio es especialmente significativo porque ha tenido lugar en sólo tres meses e implica al grupo de países con mayor superávit por cuenta corriente de la economía mundial –el FMI estima que ese grupo amasará en 2006 un superávit de 500.000 millones de dólares, frente a los 200.000 millones de dólares de China–.

Los datos del BIS son la mejor indicación de la que disponen los mercados financieros de las tendencias de inversión en divisas de los países exportadores de petróleo, de las que, de otra forma, no hay apenas datos.