Google
 

12 diciembre 2006

¿Qué le pasaría a tu cuerpo si te bebieses una Coca Cola ahora mismo?

. En los primeros 10 minutos: 10 cucharaditas de azúcar golpean tu organismo (el 100% de tu ingesta diaria recomendada). Que no la vomites de inmediato, por lo escandalosamente dulce, se debe al ácido fosfórico que corta el sabor permitiendo que la ingieras.

. A los 20 minutos: Se alcanza el punto máximo de azúcar en sangre, lo cual provoca una explosión de insulina. Tu hígado responde a esto convirtiendo todo el azúcar que puede en grasa. (En este momento en particular, la grasa se produce en abundancia).

. A los 40 minutos: La absorción de cafeína se completa. Tus pupilas se dilatan, tu presión sanguínea se eleva; como respuesta tu hígado vuelca más azúcar a tu torrente sanguíneo. En este momento los receptores de adenosina de tu cerebro se bloquean para evitar la somnolencia.

. A los 45 minutos: Tu cuerpo eleva la producción de dopamina estimulando los centros del placer de tu cerebro. Por otro lado, esto es (en cuanto a su funcionamiento físico) lo mismo que sucede con la heroína.

. Pasados 60 minutos: El ácido fosfórico se une al calcio, magnesio y zinc existente en la parte inferior de tu intestino, aportando una nueva explosión de empuje a tu metabolismo. Este subidón se agrava a causa de las altas dosis de azúcar y endulzante artificial, lo cual a su vez incrementa también la excreción de calcio en la orina.

. Pasados 60 minutos: Las propiedades diuréticas de la cafeína entran en juego (te provocará ganas de orinar). Ahora tienes asegurada la evacuación del calcio, magnesio y zinc enlazados, que se habían dirigido hacia los huesos; lo mismo sucede con el sodio, electrolitos y agua.

. Pasados 60 minutos: A medida que la fiesta en tu interior comienza a declinar, experimentarás un bajón de azúcar. Podrías empezar a sentirte irritable y/o perezoso. También ahora, mearás literalmente todo el agua que contenía la Coca Cola. Pero no antes de que se impregne con valiosos nutrientes que tu cuerpo podría haber empleado para otras cosas, como hidratar tu organismo, o formar huesos y dientes más fuertes.

Después de todo esto, durante las horas siguientes, experimentarás un bajón de cafeína (tan solo en dos horas si eres fumador), pero ¡tranquilo!, tómate otra Coca Cola, te sentirás mejor.