Google
 

02 enero 2007

Los salarios crecen seis veces menos que el coste de la vida

La cuesta de enero es más empinada desde que el euro le quitó el puesto a la peseta. Y no sólo por unas subidas de precios que duplican cada año el IPC que se fija como objetivo el Gobierno, sino también porque las familias tienen cada vez menos dinero disponible.

Y de ahí la asfixia del presupuesto familiar, exprimido por unos precios que han crecido en el último lustro seis veces más que los salarios. Frente al 31% de encarecimiento del coste de la vida, los gallegos sólo pueden esgrimir los 65 euros mensuales más que cobran ahora. Gracias a ellos, el sueldo medio se sitúa en 1.366 euros, una cifra que aleja cada vez más a Galicia de la convergencia con Europa.