Google
 

02 enero 2007

Microsoft te regala un Ferrari

Microsoft, asesorada por Edelman, se descuelga regalando a un cierto número de bloggers un portátil Acer Ferrari 1000 o 5000 de 12.1" cargado con Windows Vista Ultimate, para que puedan probarlo y evaluarlo en una máquina en la que el sistema operativo corra en condiciones (en español en Denken Über, en inglés, por ejemplo, en Wired).

La acción promocional ha desencadenado todo tipo de opiniones a favor y en contra, desde los que dicen que les parece perfecto dado que los bloggers han hecho full disclosure y no están obligados contractualmente a escribir sobre el sistema operativo si no quieren, hasta los que opinan que es una compra de opiniones favorables y un soborno en toda regla.

El asunto no es trivial. En mi caso, yo acepto regularmente regalos de empresas que manifiestan interés en que pruebe sus productos, y mi postura es la de hablar de ellos si algo en ellos me llama la atención. He aceptado regalos para después hablar de ellos con profusión, he aceptado regalos que después no he mencionado o he criticado, y he rechazado regalos cuando no tenían para mí un interés especial o pretendían exigirme una mención "en pago" por el regalo. En general, mi regla viene a ser que acepto probar un artículo cuando éste me genera interés y creo que mi opinión tiene algo que aportar, y con una serie de normas: full-disclosure, no obligación de escribir sobre ello, y por supuesto libertad para emitir la opinión que me parezca más oportuna. En algunas ocasiones, el regalo no lo era tal, sino que era un préstamo, algo que me parece perfectamente legítimo - aunque lógicamente, la experiencia de usuario no siempre es la misma como cuando se utiliza un aparato por un tiempo prolongado. No considero necesario, como hacen algunos medios, establecer una política de devolución de ese tipo de artículos: no soy un medio, soy una persona, y mi credibilidad considero que viene dada por mí mismo, no por mi política de aceptación o no de regalos. El hecho de que el teléfono móvil que llevo en el bolsillo haya sido regalo de una marca determinada creo que no hará ni que la confianza de algunos de mis lectores se resquebraje, ni el que la permanente desconfianza de otros cambie en un sentido o en otro.

Ahora bien, hasta el momento, lo ofrecido como regalo era exactamente lo que hacía falta para evaluar el producto en cuestión, ni más ni menos. Me han ofrecido aparatos para ser probados, no un viaje a las islas Seychelles con todos los gastos pagados y rodeado de bellísimas señoritas para ayudarme a probar los aparatos en tan magnífico entorno. En el caso de Microsoft, ¿de qué estamos hablando? ¿Qué está diciendo realmente Microsoft cuando hace a un blogger un regalo de más de dos mil euros para que evalúe un producto que cuesta en torno a los cuatrocientos cincuenta?

  1. Que tiene en alta estima la opinión de dicho blogger y la fuerza que puedan tener sus opiniones. Sólo se hace un regalo de ese calibre si se espera extraer de la inversión un rendimiento positivo.
  2. Que considera que la experiencia de uso de su producto no es adecuada en un ordenador de inferiores características.
  3. Que piensa que dicha persona no tiene a su alcance un equipo de esas características, bien porque no sea ese su sistema habitual (personas que utilizan otras opciones, como software libre o plataformas Apple), o porque duda de la actualización de su PC y de su inclinación a adquirir uno nuevo coincidiendo con la oportunidad de hacer la prueba.
  4. Que piensa que el trastorno que introduciría en tu actividad la prueba del producto sería suficientemente importante como para llevarte a posponer la prueba, a no llevarla a cabo, o a no hacerla de manera satisfactoria. Y que si te prestan el ordenador y te piden que lo devuelvas más adelante, no lo usarías realmente "como si fuera tuyo", desvirtuando igualmente la prueba.
  5. Que (este "que" lo escribió mi amigo Kiko, que pasaba por aquí) tienen un gran interés en provocar un sentimiento positivo en esa persona que predisponga a un análisis más benevolente del producto
  6. ...
Puestos así, ¿cómo deberíamos juzgar una propuesta como la de Microsoft y su portátil de regalo? Pues partiendo de un hecho simple: los regalos y las atenciones destinadas a promover un interés y una prueba de un producto deberían estar circunscritas al ámbito conceptual de dicho producto. Así, que Microsoft te regale Windows Vista Ultimate resulta perfectamente natural: quieren que lo pruebes y están tan seguros de su producto, que además quieren que lo cuentes. Además, van y acompañan su producto de un ordenador portátil top of the line, en el que instalan el sistema operativo: válido, porque el ordenador entra dentro del ámbito conceptual, y añade algo a la posibilidad y a la experiencia de su prueba. Microsoft, en este caso tiene miedo de que la prueba que hagas no se desarrolle en las condiciones adecuadas, o simplemente no tengas un gran interés por complicarte la vida instalando Vista en alguno de tus ordenadores habituales, y ello te lleve a posponer la prueba del producto.

La acción de Microsoft, por tanto, aunque enormemente agresiva, me parece que entra dentro de lo razonable o aceptable. Permite a Microsoft prácticamente asegurar que quien reciba el regalo, probará el producto, y que lo hará en las condiciones óptimas para ello, con un uso intenso y dedicado, y una actitud sin duda favorable. Si además hace que Microsoft coseche una actitud de cierto agradecimiento y benevolencia, eso dependerá de la actitud del blogger y de su predisposición a mezclar el agradecimiento con la objetividad de su análisis del producto, algo que sus lectores podrá juzgar posteriormente.

¿Estoy completamente seguro de lo que he dicho? No, en absoluto, y valoro opiniones al respecto. Hablamos de ética y de criterios personales: la ética es de por sí subjetiva, y los criterios personales definen precisamente la esencia de la subjetividad. Esto son simplemente mis pensamientos sobre una acción novedosa en este ámbito de una empresa determinada, tras pensar sobre ello durante un día, discutirlo con mi entorno cercano y cambiar de opinión en al menos un par de ocasiones. Creo que en estos temas se puede estar seguro de pocas cosas, y lo importante es como se sienta uno y como le perciban sus lectores. Pero en principio, no veo el regalo de Microsoft como un chantaje inaceptable, a pesar de que sea lo que es, un regalo de una cuantía inusual en estos ámbitos. ¿Cómo lo véis vosotros?

ACTUALIZACIÓN: La cosa parece estar escalando... por un lado, Microsoft parece ser que no quiere que te quedes el laptop y pide a algunos bloggers que lo devuelvan. Por otro, Laughing Squid lo subasta en eBay y dona el importe obtenido a causas como la Electronic Frontier Foundation (EFF), mientras otros hacen una ronda de preguntas y publican qué van a hacer con su laptop otros receptores del regalo (vía Slashdot)