Google
 

18 abril 2007

Altos cargos de Telefónica emulan a Alierta al adquirir acciones por 5,87 millones

El presidente de Telefónica ha optado en dos momentos por hacer una demostración pública de compromiso con la acción de la operadora en Bolsa. La primera fue en junio del año pasado. En un solo movimiento se hizo con 900.000 acciones de Telefónica; fueron 11,55 millones de euros de inversión en pocos minutos.

La segunda demostración es mucho más reciente. Se remonta al primer viernes del pasado mes de marzo, cuando adquirió 8,2 millones de opciones sobre acciones que entrarán en beneficios si Telefónica supera los 22 euros de cotización en 2011.

Y los dos movimientos han tenido un importante efecto en los consejeros y miembros de la alta dirección de la operadora. Desde que Alierta adquirió sus acciones, cinco consejeros independientes, dos ejecutivos y un alto directivo han emulado a Alierta y han aumentado su participación en la compañía.

Sus compras suman 418.184 acciones y en ellas han invertido 5,87 millones de euros, según los diferentes precios de adquisición registrados en la CNMV. De esta cantidad, casi 122.000 títulos fueron adquiridos en el último mes y medio, después de que Alierta se hiciera con su paquete de opciones.

En estos momentos, el consejo de Telefónica -descontando a César Alierta- suma una posesión de 968.850 acciones. Con la salvedad de que uno de los compradores recientes no forma parte del consejo, las adquisiciones realizadas suponen que casi se ha duplicado el peso de los administradores en el capital desde que el presidente compró las acciones en junio.

Y, por ahora, las adquisiciones son rentables. El que mejor compró fue Hinojosa, a un precio por acción de 12,41 euros, seguido de Alierta, a 12,83 euros. La compra más cara es la más reciente; la de Valbuena, a 16,75 euros. Como Telefónica cerró el viernes a 16,97 euros, todos los compradores, unos más y otros menos, tienen plusvalías.

Aunque por mucho que los altos cargo de Telefónica compren acciones, será difícil que superen al presidente. Alierta roza en estos momentos los dos millones de títulos, con una valoración a los precios actuales de 33,7 millones de euros.