Google
 

25 mayo 2007

Al dólar le esperan tiempos peores... y a Estados Unidos también

Cuidado con el dólar. De verdad. El movimiento de Kuwait de romper su paridad con la divisa norteamericana puede tener inmediatas y severas consecuencias tanto para los tipos de interés como para la propia moneda de Estados Unidos, que puede verse sometida a una fortísima presión adicional si disminuye el flujo comprador de aquellas naciones que están “obligadas” a adquirir activos financieros de aquél país para mantener artificialmente la paridad de sus unidades de cuenta.

Para mantener el atractivo de sus activos financieros, Estados Unidos debería elevar la rentabilidad de los mismos vía tipos de interés ahuyentando la posibilidad de bajadas en el corto plazo. Política monetaria restrictiva a cucharadas.

¿Entonces? Pues vamos directos a la conclusión obvia: el impacto de ambas medidas, elevación de precios de importación en un momento de coste alto de los aprovisionamientos energéticos y sostenimiento o alza de los tipos de interés cuando el ciclo inmobiliario da claros síntomas de desaceleración, podrían colocar al consumo americano, inasequible al desaliento hasta ahora, en una tesitura de casi segura ralentización. Y son dos terceras partes del PIB americano, no lo olvidemos.