Google
 

18 mayo 2007

Los hermanos Nozaleda paralizan el compromiso de comprar a Bañuelos más acciones de Astroc

“Papel mojado”. Según fuentes del entorno de los hermanos Nozaleda, propietarios de Nozar y que controlan un 7,32% de Astroc, así se puede calificar el acuerdo que alcanzaron el pasado 23 de marzo Luis Nozaleda y Enrique Bañuelos, fundador y presidente de la inmobiliaria valenciana.

En virtud de ese acuerdo, Nozaleda se comprometía a adquirir algo más de dos millones de acciones de Astroc para alcanzar el 9% de la inmobiliaria. El precio comprometido era de 45 euros por acción, que no era malo para el día de la firma, pues cotizaba a 46,93 euros, pero un mal negocio ahora cuando la acción no supera los 17 euros desde hace semanas.

“Ese acuerdo está ahora mismo en ‘stand by’. Hay una reunión pendiente y antes del 23 de mayo habrá novedades”, explican las fuentes consultadas. Ese 23 de mayo es el día que estipula el acuerdo como fecha final del plazo de sesenta días para que se ejecute lo firmado.

El punto primero apartado B de ese acuerdo establece que, en caso de que, finalizado el plazo, Nozar no haya comprado las acciones, “CV Capital podrá requerir a Nozar, que se obliga a adquirirlas, para que proceda a adquirir el citado número de acciones”. A cambio, los Nozaleda se comprometen a acudir a la ampliación de capital prevista por Astroc.

Sin embargo, la fuerza que tiene ahora Bañuelos para obligar a Nozar a cumplir ese acuerdo no es la misma que en marzo. Como ayer adelantó este periódico (ver noticia), el empresario valenciano ha perdido la mayoría de capital y, lo más importante, los cuatro accionistas principales, Amancio Ortega, Carmen Godia, Félix Abánades (Rayet), y los Nozaleda, se han unido para, a partir de ahora, gestionar ellos la compañía. “Queremos transmitir que confiamos en la empresa, que es posible sacarla adelante y trabajaremos para ello”, aseguran las fuentes consultadas.

El hombre del Sabadell, clave

“Creemos que el nuevo consejero delegado, Juan Antonio Alcaraz, va a sacar la empresa adelante. Es un experto financiero y muy ducho en temas inmobiliarios”, aseguran desde uno de los accionistas de Astroc. Alcaraz ha dejado el Banco de Sabadell para reflotar la compañía y aligerar su infraestructura financiera. “Muy hasta el gorro tienen que estar los accionistas de Bañuelos para que el Sabadell se desprenda de uno de sus mejores hombres y lo envíe ahí”, dicen fuentes del sector. “Y mucho dinero en peligro también”, asegura esta fuente.

Alcaraz tiene mucho trabajo por delante. Una vez resuelta la relación que va a haber entre Bañuelos y el resto de accionistas, tiene que reflotar la compañía. Según los datos del primer trimestre presentados el miércoles por la compañía, los ingresos ascendieron a 213 millones de euros, los beneficios a 5,7 millones (un 82% respecto al primer trimestre del año pasado), mientras que la deuda superaba los 3.710 millones. Mucho trabajo por hacer.