Google
 

01 junio 2007

Altos cargos del Ejército abusan del uso de los vehículos oficiales en contra de las normas internas de ‘austeridad’

La distinta vara de medir entre oficiales del Ejército, por un lado, y suboficiales y soldados, por otro, no se circunscribe únicamente al reparto de los complementos salariales, como publicaba este diario el pasado viernes (ver noticia). La problemática se extiende al uso abusivo de vehículos oficiales por motivos particulares y la concesión de vivienda militares. Y todo ello, pese a la normativa interna del Ejército de Tierra que pretende aplicar “criterios de racionalización y austeridad” sobre la clasificación, asignación y utilización de turismos.

Fuentes solventes de la Brigada Extremadura XI de Badajoz denunciaron el abuso que coroneles, tenientes coroneles y algunos comandantes hacen de los ‘vehículos de representación’ para su transporte diario a sus domicilios cuando su utilización se circunscribe a la facilitación de las “funciones de representación y mando”, según la Instrucción General 02/05 del Ejército de Tierra, consultada por El Confidencial.

“Este cuartel se encuentra a 24 kilómetros de Badajoz, lo que supone el uso del coche particular par venir a trabajar. El general tiene un coche oficial, pero el resto lo usan a diario” sin tener derecho, puesto que esos vehículos “son para usarlos en caso de tener que ir a algún acto oficial”. Por otra parte, “coroneles y el general tienen una casa gratis puesta por el Ejército además de cobrar todos los meses la ayuda a la vivienda que les de el INFIVAS (Instituto de la Vivienda de las Fuerzas Armadas)”.

Fuentes del Ministerio de Defensa comentaron a este diario que se tiene conocimiento de que las protestas de los suboficiales “se han hecho llegar a los parlamentarios” pese a que ninguna fuerza política se haya movilizado. Son conscientes, asimismo, de que “su trabajo (el de suboficiales y soldados) se considera de mayor penosidad y aún así no disfrutan de residencias militares”. Con todo y con eso, por el momento no se ha tomado medida alguna. Y con respecto al uso abusivo de vehículos, ni siquiera hay comentarios.

Al igual que en el caso del reparto fraudulento de los Complementos de Dedicación Especial, complementos salariales que compensan el especial rendimiento de los militares, los más beneficiados son los cargos oficiales del Ejército viéndose agraviados la escala inferior, desde los suboficiales hasta el soldado raso.

Las citadas fuentes de Badajoz y personas vinculadas a las Fuerzas Armadas insisten a El Confidencial en que el problema es extrapolable a la mayoría de los cuarteles en España, así como en la necesidad de mantenerse en el anonimato a la hora de denunciar estos hechos porque de los cauces regulares de protesta tan sólo se obtienen como resultado más problemas