Google
 

08 junio 2007

Caja Madrid sostiene a Realia por encima del precio de la OPV

Mala suerte. Realia lanzó al mercado su OPV tras el estallido de la crisis inmobiliaria en Bolsa, y ahora su debut ha coincidido con una jornada negra en los mercados. El Ibex cayó el 2,52%, en la peor sesión para el índice desde abril, justo cuando comenzaba la debacle en el sector inmobiliario. Con este ambiente bajista, el grupo que preside Ignacio Bayón concluyó su primera sesión como empresa cotizada con un ascenso del 0,92%, hasta los 6,56 euros.

Fue de los pocos valores que terminó en positivo, porque en el selectivo no hubo ganancias para nadie. Algunas inmobiliarias como Astroc, Montebalito, Colonial o Metrovacesa perdieron el 6,51%, 5,85% , 3,02% y 3,35%.

Realia contó con la ayuda indiscutible de uno de sus accionistas mayoritarios, Caja Madrid. La empresa movió 31,12 millones de acciones, el 26% de lo que ha sacado a Bolsa, por valor de 205,5 millones de euros. Caja Madrid hizo compras netas equivalentes a 36,12 millones de euros, un 18% sobre el total.

Realia comenzó a cotizar a las 12 de la mañana. Justo en ese momento el Ibex perdía el 1,5%. La empresa marcó un primer precio en 6,62 euros (1,85%), y en pocos minutos escaló hasta 6,91 euros (6,31%). Fue éste el nivel más alto que alcanzó en el día. Después estuvo moviéndose en una horquilla estrecha, entre 6,50 y 6,55 euros. En ningún momento perdió los 6,50 euros de la colocación.

Los analistas preveían un estreno algo más lucido, después de que la compañía rebajase un 26% el valor de la oferta sobre el máximo de 8,80 euros. Con este precio Realia presentaba un descuento sobre el valor neto de los activos del 25%, algo que los expertos consideran suficiente como para hacer atractiva la compañía en el corto plazo.

Bayón, convencido de que vale mucho más

Había ambiente ayer en el parqué madrileño con la salida a Bolsa de Realia. Pero en el centro de todas las miradas estaba Ignacio Bayón, presidente del grupo inmobiliario. Con serenidad y seguridad se dirigió a los medios de comunicación allí presentes y comentó que 'las acciones de la empresa valen bastante más de 6,50 euros'. 'Ya lo veréis', apostilló. De hecho, aseguró que no hacía más que comprar y comprar.

Bayón comentó que un estreno en Bolsa 'es un acontecimiento bueno' y que está convencido de que 'la empresa va a ir bien ahora y siempre'.

Con respecto a las recientes caídas de las inmobiliarias, Ignacio Bayón dijo que 'lo importante son las empresas'. 'La nuestra es tan sólida y eficaz que va a tener un comportamiento bursátil excelente', apuntó el ejecutivo.