Google
 

11 junio 2007

En energía solar, todo es superlativo

Conservar la autoestima y valorarse uno mismo es muy importante. Pero, en algunos casos, sucede que se vende la piel del oso antes de cazarlo. En el caso de las plantas e instalaciones solares, la gran conquista es ser la más grande del mundo. Cada vez más a menudo, las empresas sorprenden al mercado con sus enormes proyectos, posicionándose unas sobre otras a fuerza de megavatios (MW).

En un mercado como el de la energía solar, que hasta fechas recientes no era amplio, era fácil ser el primero pero ya ha dejado de serlo. El objetivo y techo máximo impuesto por el Gobierno de potencia instalada de energía solar fotovoltaica, la tecnología más frecuente en la actualidad, para 2010 en España son 475 MW. 'Ahora mismo, hay instalados 126 MW de esta tecnología', asegura Javier Gorbeña, director general comercial de Isofotón. Dada esta afirmación, la idea de multiplicar por casi cuatro la potencia parece imposible de conseguir. 'Nada de eso', afirma Gorbeña, 'al ritmo que vamos, a finales de 2008 hemos cubierto el objetivo'.

Como no es fácil destacar, y menos en un mercado que crece a un ritmo vertiginoso, las empresas empiezan a darse aire desde antes de poner un tornillo y a maquillarse de modo que destaquen lo mejor de sí mismas y de sus proyectos. Un efecto que no lograría ni el mejor estilista. No en vano, al ojo despistado le parece que las inauguraciones gloriosas ocurren todos los días.

Acciona encabeza la lista de las mejores inauguraciones, porque además el desarrollo del grupo en renovables abarca prácticamente todas las tecnologías. Posee la huerta solar, término acuñado por ellos, de mayor producción del mundo, en Milagro (Navarra). Se llama Monte Alto. La precisión en este caso es importante. La instalación no es la más grande del mundo sino que es la ya puesta en marcha que más produce del mundo. Tiene una potencia instalada de 9,55 MW y produce 14 millones de kilovatios hora anuales (kWh). Ese es su récord. 'Hay alguna instalación mayor en Alemania funcionando, con unos 10 MW, pero, dado que el nivel de insolación en ese país es inferior al de España, Milagro las supera en producción', precisan fuentes de Acciona.

La precisión se vuelve más fina cuando se habla de proyectos. Porque planes hay muchos y muy ambiciosos. Por encima de la huerta de Milagro, se colocaría el proyecto de Globasol, empresa de renovables de los Hidalgo, propietarios de Globalia, en Lobosillo (Murcia). La primera planta tendrá una potencia de 14 MW pero Acciona aún gana. Sólo está construido el 85% y por supuesto, no está aún en marcha. Es grande, sí, pero sólo sobre el papel. La empresa prevé desembolsar 650 millones en 10 plantas. Globasol en solitario cubrirá, si todo sigue adelante, 104 MW.

La victoria es efímera. Aunque los responsables de Globasol presentaron el proyecto como 'la planta más grande del mundo', ya no lo es. Los proyectos de 20 MW ya son una realidad como la planta de Benixama en Alicante de City Solar. Pero en la práctica, sólo tiene en funcionamiento 8 MW.

En proyectos grandes también el líder es Acciona. El grupo construye unas instalaciones en Moura (Portugal), que incluyen una fábrica de paneles solares. Albergarán una planta fotovoltaica de 42 MW en una primera fase y de 62 MW en una segunda fase. Se desmarca. Será la mayor del mundo en potencia instalada. Al menos, hasta hoy.

Cambiando de tecnologías, no cambiamos de protagonistas. El grupo Acciona comunicó el pasado jueves la puesta en marcha 'de la mayor planta termosolar construida en el mundo en los últimos 16 años' en Nevada (EE UU). Tiene una potencia de 64 MW. Pero, ¿no es llamativo que recalquen lo de los últimos 16 años? Es que hay que ser precisos. Uno de los mayores proyectos desarrollados en este campo es la estación Segs en el desierto de Mojave, en California. Está compuesto por nueve plantas, que suman una potencia de 354 MW. ¿Dónde está el anuncio de Acciona entonces? En que esta instalación estadounidense se construyó durante la década de los ochenta.

El objetivo español en esta tecnología es llegar a 500 MW. Acciona e Iberdrola, que comenzó en marzo a construir una central termosolar en Puertollano, se están posicionando fuertemente. El gran mordisco, sin embargo, lo dará Abengoa. Al estilo de la planta del desierto de Mojave, la compañía construirá hasta 2012 'la mayor plataforma solar del mundo' de energía termoeléctrica en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). Contará con 302 MW y supone una inversión de 1.200 millones. El proyecto está dividido en nueve plantas de distintas potencias. Ya se han puesto en marcha dos, con sus correspondientes inauguraciones y títulos. La PS10 tiene 11 MW de potencia y es la 'primera central de energía solar termoeléctrica de tecnología de torre para uso comercial'. Sevilla PSV es 'la mayor planta comercial de energía solar fotovoltaica con tecnología de concentración de Europa', según la empresa. Lo dicho, la idea es destacar en algo.

Está en construcción la PS20, central termoeléctrica de 20 MW, que aún no tiene título. No se inaugura hasta 2008. 'Hay tantos anuncios porque hay mucho movimiento en el mundo financiero y quieren que los inversores conozcan sus productos, Pero también mucha especulación', afirma Gorbeña. El directivo estima que es 'difícil saber en que estado de realización están los proyectos que se anuncian'. 'El problema es que el periodo de maduración es muy largo y lleva muchas fases, por las barreras administrativas', explica Gorbeña. Otra fuente del sector afirma que 'como se van iniciando por fases, se anuncia el todo por las partes'. El directivo espera que los avales que la nueva normativa de renovables obliga a poner para las instalaciones 'acabe con los especuladores que compraban un punto de conexión y un terreno sin querer llevar a cabo el proyecto, sólo para revenderlo'.

La competición también se libra en los tejados

El Código Técnico de la Edificación, puesto en marcha en el último año, establece la obligación de instalar placas solares térmicas en las viviendas para satisfacer las necesidades de agua caliente sanitaria y de sistemas fotovoltaicos para producir energía eléctrica. Las empresas han empezado a instalar paneles solares en el techo de sus almacenes y naves industriales y por supuesto, aunque estas instalaciones no se promuevan en busca de inversores para rentabilizarlas, comunicar su existencia y lo grandes que son. Elementos que podrían tener un impacto positivo en la reputación de la empresa, en cuanto a protección del medio ambiente.

El último anuncio vino del grupo textil Jover. La empresa instaló la semana pasada una planta de producción de energía solar fotovoltaica en Concentaina (Alicante) sobre la cubierta de su nave industrial. Aunque el comunicado a los medios decía que era 'la mayor instalación sobre cubierta industrial de la Comunidad Valenciana y una de las mayores de Europa, gracias a la potencia instalada superior a 600 kWp', el director general de Energía de la Generalitat Valenciana, Antonio Cejalvo, comentó que la planta es la más grande de España, según confirmaron fuentes de la empresa. Siempre teniendo en cuenta que es 'sobre techo industrial'.

Uno de los primeros en llevar a cabo una gran iniciativa de instalar una parque productor de energía solar sobre cubierta y arrogarse el primer título de ser 'el mayor de Europa y uno de los mayores del mundo sobre cubierta' fue Telefónica, que se asoció a Iberdrola para una planta sobre el techo de su nueva sede, Distrito C, en Madrid. El parque cuenta con 16.000 paneles solares fotovoltaicos que se sitúan sobre 'la marquesina de todo el complejo de oficinas por encima de la cubierta, con más de un kilómetro de longitud', explicó la empresa en 2005 cuando hizo público el proyecto. La potencia instalada es de 3 MW.