Google
 

28 junio 2007

Iberdrola compra la eléctrica Energy East por 6.400 millones: la bolsa castiga sus planes de ampliar capital

Suma y sigue. Iberdrola cerró en la noche de ayer la compra de la eléctrica estadounidense Energy East por 6.400 millones de euros. Con una cartera de clientes de tres millones repartida entre los estados de New Hampshire, Massachussets, New York, Connecticut y Maine, la compañía tiene intereses en generación, distribución y comercialización de gas y electricidad. Los títulos de la eléctrica han sufrido un severo castigo en bolsa y ha cerrado con pérdidas del 3,80%, hasta 41,21 euros.

Después de hacerlo para comprar Scottish Power con dinero de los inversores -amplió capital en 8.000 millones-, Iberdrola volverá a ampliar capital para financiar parte de la adquisición de la estadounidense Energy East, según informó hoy el director de estrategia y desarrollo de la compañía, José Luis del Valle, en una conferencia telefónica con analistas. El momento para esta ampliación dependerá de la evolución de "las condiciones del mercado" antes del cierre de la operación, que está previsto para el segundo semestre de 2008, señaló del Valle, quien precisó que la operación no vulnera en absoluto la "sólida posición financiera" de la compañía.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Iberdrola anuncia que el precio pagado ha sido de 21,08 euros por acción (28,50 dólares) lo que supone una prima del 27,4% respecto al cierre del pasado viernes y del 20,2% "sobre el precio medio de la acción de Energy East durante los últimos treinta días previos al 22 de junio de 2007".

Esta operación ha de inscribirse como un paso más en el intento del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, por blindarse en la compañía ante el intento de asalto de ACS, la constructora que comanda Florentino Pérez. La eléctrica señala en este comunicado que la operación se enmarca en su apuesta por "la expansión internacional y en el interés por aumentar su presencia en el mercado estadounidense".

De acuerdo con las fuentes consultadas por este diario, Iberdrola pagará por esta pequeña compañía energética independiente 3.400 millones de euros en efectivo y asumirá deuda por importe de otros 3.000 millones de euros. La operación, anunciada al cierre de Wall Street, es de carácter completamente amistoso, lo que garantiza a Galán el éxito de la adquisición. Con una línea sucesoria poco definida, ante la inminente retirada de su presidente, el consejo de administración de Energy East ha aceptado los números de la española.

Buen precio, tamaño pequeño

En opinión de algunos analistas, el importe acordado por Iberdrola -6.400 millones de euros- “es barato en comparación con los ratios que se están pagando en Europa”. Sin embargo, nadie en el mercado esperaba una operación de este tamaño, dado que “si pretendían blindarse de alguien o introducir un poison pil no creo que les sirva de mucho”.

La integración de Energy East en el Grupo Iberdrola se hará a través de una filial en Estados Unidos, Green Acquisition Capital, a la que se dotará de los recursos financieros necesarios. La operación, de carácter amistoso, se articulará mediante un procedimiento de fusión por absorción, sólo dos meses después de que adquiriera Scottish Power por 17.000 millones de euros.

La búsqueda de Iberdrola por territorio estadounidense se concretó en el verano de 2006, aunque fue aplazada por la operación con la escocesa, a pesar de que algunos analistas e inversores rastreaban entre competidoras de mayor tamaño, como podía ser Florida Power. “Energy East es una utility pequeña, básicamente de distribución, con intereses en generación a través de gas”, asegura un analista desde Nueva York.

“Aunque llevaba en venta algún tiempo, goza un buen equipo gestor -950 millones de dólares de ebitda- y no tiene problemas regulatorios, ya que se desprendió recientemente de la única central nuclear que poseía”, asegura otro de los analistas consultados por este diario. “Como puerta de entrada para desarrollar proyectos en EEUU puede tener mucho sentido”.