Google
 

28 agosto 2007

Los directivos aprovechan la crisis para comprar acciones de sus propias empresas

Comprar barato y vender caro. Los directivos de las entidades financieras que forman parte del S&P 500 están siguiendo al pie de la letra este consejo: han invertido 26,9 millones de dólares en comprar acciones en pleno desplome del sector, según Bloomberg. Es el récord desde el ejercicio 1995.


En plena desesperanza bursátil, cuando se tambalean los cimientos de las Bolsas por el temor a una crisis crediticia que encarezca el endeudamiento y reduzca fuertemente la liquidez, determinados inversores estadounidenses -precisamente los que forman parte de la dirección de las empresas- han aprovechado la coyuntura para comprar acciones a precio de saldo.

Entre el cierre del 19 de julio y el del 16 de agosto, cuando puede acotarse el grueso del castigo en la mayoría de los parqués, el sector financiero se convirtió en el segundo peor del Stoxx 600 con una caída del 15,39%, mientras que en EE UU el índice que agrupa a las compañías del sector en el S&P 500 marcó el día 15 de este mes el mínimo desde agosto del año pasado en los 568,78 puntos. Sin embargo, los retrocesos han disparado las compras de acciones por parte de los insiders (consejeros y directivos) de estas empresas en Estados Unidos durante el mes, con una inversión de unos 26,9 millones de dólares en lo que llevamos de agosto, según los datos de la firma de análisis Washington Service recopilados por Bloomberg.

Así, un informe publicado el pasado día 22 de agosto por Insiderscore, consultora especializada en seguir el rastro de las operaciones de los directivos en sus propias compañías, afirma que el 'sentimiento de los insiders permanece firmemente asentado en territorio alcista, liderado por el sector financiero'. 'En general, están mandando la señal de que, si no el conjunto del mercado, al menos sus acciones están sobrevendidas', sentencia.

Según esta consultora, los máximos directos de American Express, el tercer mayor emisor de tarjetas de crédito en EE UU, se han gastado unos 3,9 millones de dólares en comprar títulos de la firma. En Wachovia, la cantidad asciende a 4,6 millones de dólares, mientras que en Bank of America, el segundo mayor banco del país, las adquisiciones netas se quedaron en unos 289.000 dólares.

Por su parte, Thomson Financial asegura que 'la actividad de los insiders sugiere que la actual debilidad del mercado representa una oportunidad de compra'. Eso sí, en el sector financiero hay una excepción: los directivos de los brokers son los que más títulos han vendido en los últimos tres meses, por unos 3.300 millones.

Los españoles también aprovechan el momento

No sólo compran en EE UU. Los consejeros, tanto los ejecutivos como los no ejecutivos, de las compañías que cotizan en el parqué español han sacado el talonario, dispuestos a reforzarse en sus empresas.

Así, entre el 20 de julio y el 12 de agosto, invirtieron más de 100 millones de euros (ver Cinco Días del 13 de agosto) en las empresas del Ibex, y en las últimas jornadas no se han detenido las compras. Ayer mismo, se conoció que Isidro Fainé compró el 17 de agosto 58.088 acciones de Telefónica, empresa de la que es consejero, por unos 997.962 euros.

La Sindicatura de Accionistas de Banco Popular se ha reforzado con la adquisición de 19.443 acciones entre el 20 y el 23 de agosto por 162.220 euros. También La Caixa, que prepara el debut en el parqué de su holding de participaciones Criteria, invirtió entre el 16 y el 21 de agosto 19,84 millones de euros en Abertis, con lo que ha incrementado su participación en el grupo de concesiones hasta el 24,398%.