Google
 

02 octubre 2007

Criteria fija hoy el precio máximo minorista aún bajo la presión institucional

La colocación no ha encontrado dificultades en el tramo minorista y centrará ahora sus esfuerzos en el tramo institucional, donde las preferencias están en un precio en la parte baja de la banda, de entre 5 y 5,50 euros por acción.

Criteria dará hoy una pista definitiva para el éxito de su salida a Bolsa. Anunciará el precio máximo minorista, a partir de una banda orientativa de entre 5 y 6,75 euros por acción, y bajo la presión de unos inversores institucionales que aspiran a un precio definitivo en la parte más baja de dicha horquilla. Hoy finaliza además el periodo de mandatos de suscripción y se firma el contrato de aseguramiento y colocación del tramo minorista, que acapara el 55% de la oferta y ha quedado cubierto gracias en buena parte al esfuerzo comercial de la red de oficinas de La Caixa, sociedad matriz de Criteria y de la que controlará el 78% del capital una vez que cotice en Bolsa, si las entidades colocadoras ejercen el green shoe.

El precio definitivo al que Criteria saltará al parqué se anunciará el 8 de octubre, pero la fijación del precio máximo prevista para hoy ya deberá tener muy en cuenta la opinión de los inversores institucionales, que se muestran reacios a pagar más allá de los 5,5 euros por acción. 'Los 5,5 euros por título son un precio para asegurar una colocación sin sobresaltos. Y por debajo de ese nivel, es una buena compra', señalan desde una sociedad de valores. 'Nos interesa un precio de salida de entre 5,20 ó 5,30 euros para que haya recorrido en el medio y largo plazo', añaden desde una gestora de fondos.

Los inversores institucionales disponen hasta el viernes para cerrar sus solicitudes de compra de acciones de Criteria y van a apurar ese plazo al máximo. 'Los institucionales esperarán hasta el final y acudirán a precio cerrado', explican fuentes próximas a la colocación. Así, el éxito de la salida a Bolsa de Criteria, la mayor del mercado español en el año, promete medirse en la aceptación de la compañía entre los inversores institucionales, a la vista además de que no se espera una redistribución de los tramos de la oferta con la que dar todavía más peso al porcentaje de acciones destinado al pequeño inversor. De hecho, la dirección de La Caixa estaría dispuesta a aceptar un precio de colocación en la parte baja de la banda de precios antes que verse obligada a rebajar el tramo de oferta destinado a los inversores institucionales, señalan fuentes próximas a la entidad. 'La oferta institucional se acabará cubriendo pero no es bueno dar señales de debilidad', añaden. Menos aún ante un mercado extremadamente sensible y en el que domina la volatilidad. El diseño de la oferta pública de suscripción de Criteria dedica el 10% de la oferta a los inversores institucionales españoles y el 30% a los institucionales extranjeros.