Google
 

25 octubre 2006

Las cajas defienden una nueva política de cobrar siempre por servicio prestado

Los ingresos anuales por habitante de los bancos españoles ascendían, en 2003, a 901 euros, los más bajos de todo el continente y 10,3% menos que la media europea.

La industria bancaria española es una de las más desarrolladas de Europa: cuenta con la mayor proporción de oficinas y cajeros por habitante, ofrece la gama más amplia de servicios a precios inferiores a la media comunitaria y está sometida a una supervisión más estricta que la que se da en otros países.