Google
 

29 diciembre 2006

Comentarios de Charles Biderman sobre recompras y OPAs

Bolsamanía, 29-dic-2006, Ambiente de mercado

Hoy en numerosos medios de comunicación aparecen unos comentarios de Charles Biderman de Trim Tabs en los que comenta algo con lo que no puedo estar más de acuerdo.

Vean estas cifras y saquen sus propias concusiones.

1- Durante este año las compras de unas compañías a otras han sido de 400.000 millones de dólares muy cerca de récord histórico tocado en el 2000.

2- Las recompras de acciones propias de las compañías han sido de 600.000 millones de dólares, nuevo récord histórico.

3- Con cual tenemos que el dinero corporativo que ha entrado ha sido 1 billón de dólares.

4- Vayamos a las ventas, y tenemos que las ventas de los insiders han ido de 120.000 millones de dólares.

5- La otra gran partida de ventas ha sido las salidas de papel nuevo que han ascendido a 230.000 millones.

Ya tenemos el balance completo, esto nos da una diferencia de dinero sobre papel o de demanda sobre oferta, de 650.000 millones de dólares. Como es lógico, la bolsa ha subido muchísimo, es mucho dinero. Aunque los particulares hayan vendido han hecho un arañazo a la cifra, incluso aunque los institucionales hubieran vendido bolsa a mansalva vía Hedge Funds o como sea ya ven que habrían tenido que vender una fortuna enorme. Esta es la razón de que la bolsa haya subido, no hay que montarse películas de mundos felices ni de nada, solo esto. Con otro añadido, como las compañías se recompran a sí mismas, cada vez hay menos papel en circulación por lo que el resto de acciones suben por una regla aritmética y los beneficios parecen mucho mayores de lo que son, porque se aplican sobre menos acciones. Según los datos de Biderman, y esta cifra es muy importante, la capitalización de Wall Street ha bajado en un 5% entre 2005 y 2006, y esto es muy importante y muy a tener en cuenta. Nunca había pasado antes en la historia donde la capitalización siempre crecía. A este paso...

Y ¿para el año que viene?

Pues está bien claro, si el proceso no se corta, y de momento no lo está haciendo, la bolsa seguirá subiendo, y dará igual la recesión o no, la FED o no, los resultados o no, todo dará igual. En cambio, si el proceso se cortara, la bolsa habría dicho adiós a la tendencia alcista. Lo bueno es que este proceso cuando se corte se verá venir. En el 2000 para que sirva de referencia y como comenta hoy la prensa de EEUU las ventas institucionales eran de 400.000 millones en lugar de los 230.000 de este y las ventas de los insiders de 284.000 millones frente a los 120.000 millones de este año. En esto es en lo que nos tenemos que fijar. Además el particular sigue siendo indicador contrario muy poderoso, y Biderman advierte que la gran señal de peligro estará cuando el particular entre fuertemente y de forma sostenida en los fondos de su propia bolsa, algo que no está pasando. Siempre recordando que estamos hablando del medio plazo y no del corto, ya que en este último caso este tipo de estudios no son efectivos.