Google
 

01 febrero 2007

Kroes acusa a la banca europea de 'estafar' a sus clientes

Kroes presentó ayer en Bruselas las conclusiones de su temida investigación sectorial sobre el sector financiero. La comisaria asegura que las pesquisas 'han confirmado la existencia de numerosas barreras a la competencia que incrementan innecesariamente el coste de los servicios de la banca minorista que soportan empresas y consumidores'.

El mercado financiero europeo, según Kroes, sigue parcelado en demarcaciones nacionales, e incluso regionales, lo cual permite a las entidades imponer elevadas comisiones a los clientes sin riesgo de que se vayan a la competencia.

La Comisión asegura haber encontrado durante los 18 meses de su investigación claros 'indicios' sobre estas prácticas abusivas. Hasta el punto de que Kroes, en la rueda de prensa para la presentación de los resultados, no dudó en acusar de estafa al sector.

'En algunos países están robando a los clientes. Y estoy hablando de gente como usted y como yo'.

Kroes esgrime como prueba de su furibundo ataque 'las grandes variaciones en las comisiones comerciales y las comisiones interbancarias para tarjetas de pago, los obstáculos a la movilidad de los clientes y la comercialización conjunta de distintos productos bancarios'.

La comisaria asegura que la violación de las normas es tan flagrante que algunos bancos empezaron a corregir su conducta tras la publicación del informe preliminar de su investigación en abril del año pasado.

A los que reincidan en su presunta ilegalidad, Kroes advierte que utilizará sus potestades, en estrecha colaboración con las autoridades nacionales de competencia, para erradicar los abusos más graves.

Bruselas puede imponer multas de hasta el 10% de la facturación mundial a las empresas que abusen de su posición dominante o se concierten con los competidores para repartirse el mercado y mantener unos precios artificialmente altos.