Google
 

20 junio 2007

La importación de Estados Unidos amenaza al 30% del sector de biodiésel

El biodiésel de EE UU se vende en España por debajo del coste de la producción nacional, según denunció ayer APPA. Esta situación provocaría el cierre de un tercio de las empresas de biocarburantes en España.

'Cada gota de biodiésel fabricada en España es deficitaria'. Así de tajante se mostró ayer Roderic Miralles, presidente de la división de biocarburantes de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA). Unos 100 euros de diferencia marcan la línea por la cual comprar biodiésel procedente de EE UU es más barato que producirlo en España. El estadounidense se vende en España a un precio de entre 600 y 650 euros por tonelada. El coste medio del producto nacional supera los 750 euros, según datos de APPA.

El escenario que se dibuja según los parámetros de APPA es poco menos que terrorífico. Sólo en los cinco primeros meses del año, las exportaciones de biodiésel desde EE UU han alcanzado ya las 20.000 toneladas. Supone una tercera parte de todas las ventas domésticas de la industria española en 2006, que ascendieron a 62.909 toneladas. 'Una de cada tres empresas se vería abocada a cerrar en cuestión de meses', afirmaron los responsables de la división.

La situación ya está afectando gravemente a las 16 plantas de biodiésel actualmente operativas en España. 'Muchas empresas se están viendo obligadas a reducir o detener su actividad', afirmó Miralles. Los responsables de APPA resaltaron que no sólo se ve afectado el consumo interno, sino también las exportaciones españolas hacia la UE. 'No hay mercado de biocarburantes en España. Se empezará a crear ahora con la obligación de mezcla pero, con esta competencia desleal, estará muerto antes de nacer', dijo Miralles.

Exenciones fiscales

Lo que pretenden los representantes de APPA es que al crédito fiscal que obtienen los productores, estadounidenses, malayos y suramericanos que pasan sus producciones por EE UU para beneficiarse de la bonificación fiscal por mezclar biodiésel en EE UU, no se le una la exención en el impuesto de hidrocarburos, vigente hasta 2012 en España para todas aquellas empresas que produzcan biodiésel o bioetanol. Por ese motivo han encargado al despacho de abogados Garrigues un informe para conocer si sería posible introducir algún límite a las exenciones en el caso de las importaciones dentro del desarrollo reglamentario de la ley de Hidrocarburos, aprobada la semana pasada en el Congreso.

Los responsables de APPA también anunciaron la presentación de una queja en Bruselas a través de la Asociación Europea del Biodiésel para que se aumente el arancel sobre las importaciones de biodiésel, fijado en el 6,5% en la actualidad, tal y como se han hecho en sectores como el calzado y el textil, muy amenazados por las exportaciones de otros países. 'No pretendemos que se impongan cuotas, sino que suba el arancel del biodiésel para compensar la pérdida de competitividad de la industria', afirmó Manuel Bustos, director general de APPA Biocarburantes.