Google
 

09 junio 2007

La rentabilidad de los bonos pone en jaque a los dividendos

La perspectivas de mayores tipos de interés en Europa está ayudando a que los bonos se eleven a cotas de rentabilidad desconocidas desde cinco años. El bono español a 10 años está ya en el 4,58%, mientras que en la última subasta de Letras del Tesoro a 12 meses el rendimiento quedó fijado en el 4,199%. Los bancos se han puesto las pilas y ya no es un milagro encontrar depósitos al 4% para el público en general, algo que demuestra que ahorrar vuelve a ser rentable y sin riesgos.

Años atrás, una cuenta corriente o un depósito al 2,5% era todo un hallazgo, por lo que los ahorradores se tenían que buscar la vida para encontrar productos que les dieran más interés que la propia inflación si no querían perder poder adquisitivo.

Ahí fue cuando adquirieron un gran protagonismo los fondos garantizados (uno de los mayores engañabobos de los últimos años creados por la banca para aprovecharse del miedo de los inversores) y las compañías con elevada rentabilidad por dividendo. Éstas han servido de refugio a los ahorradores durante un tiempo en el que el banco no les daban nada por su dinero. Sin embargo, algunos inversores no estaban cómodos porque eso suponía tener que estar expuesto a la bolsa, algo que a algunos les crea insomnio pese a que en los últimos años ha sido muy rentable.

Y es que, actualmente, al igual que suben las hipotecas, se incrementa también la remuneración para el ahorro. Comprar una Letra del Tesoro y sentarse un año sobre ella para recibir casi un 4,2% de rentabilidad es posible. Esto hace que numerosas empresas cotizadas, que venden su rentabilidad por dividendo como su principal atractivo, tengan que buscar otras alternativas para mantener a ese conjunto de ahorradores en su capital. El tema es un constante debate estos días en los círculos financieros no ya por las cotas actuales de los tipos de interés, sino por los niveles que puede alcanzar. En Europa ya se habla del 5% para finales de 2008.

Y es que actualmente sólo cuatro empresas (Santander, Telefónica, Antena 3 TV y Telecinco) de las 123 compañías que componen el mercado continuo ofrecen una rentabilidad por dividendo bruta superior a interés que ofrece la Letra a un año. El Tesoro español, consciente del gran atractivo que adquiere su producto en este entorno, se ha lanzado a realizar una campaña con la que captar el ahorro de los españoles más conservadores.

Porque con la bolsa en máximos históricos y con los hachazos que sufre algunos días, son bastantes los ahorradores que han puesto el intermitente y se han retirado a posiciones más seguras. Y es que cada vez son más los escollos que tiene que afrontar la renta variable (mayores tipos de interés, ralentización de beneficios, máximos históricos, petróleo en un nivel elevado, crisis inmobiliaria...) por lo que las empresas que sólo venden rentabilidad por dividendo pueden pasarlo mal durante un tiempo.

Y es que señores directivos, tras años en los que esto se vendía sólo, ahora les toca innovar, que el bono viene apretando fuerte.

Utilizado en Fiebre de OPVs, los bonos y el IBEX