Google
 

01 junio 2007

Solaria, con un PER de hasta 175 veces, admite que su modelo de negocio no está probado

Solaria, la sociedad especializada en energía fotovoltaica que debutará en bolsa el proximo 19 de junio después de una Oferta Pública de Suscripción (OPS), obtuvo el 54,8% de sus ventas de módulos fotovoltaicos en el primer trimestre de un solo cliente, mientras que las ventas de paneles solares térmicos se concentraron también en un solo comprador. Además, el grupo ha pagado su primer dividendo en febrero, justo antes de la salida a bolsa, tras la cual ya no volverá a retribuir al accionista.

En el folleto, la compañía reconoce que la información histórica de Solaria es “muy limitada”, que cuenta con una elevada tasa de crecimiento que no podrá alcanzar en períodos futuros y que los resultados históricos no pueden servir para evaluar el negocio, que el año pasado dejó un beneficio de 5,6 millones de euros. Esta cifra contrasta con la valoración situada entre 708 y 961 millones de euros con la que saldrá a bolsa. Es decir, un PER –veces en que el beneficio por acción está contenido en el precio por acción- de entre 125 y 170 veces según los estados financieros de cierre del año pasado.

Tras explicar que es una compañía muy joven en pleno proceso de expansión –el folleto advierte de que su modelo de negocio y otros elementos de su crecimiento previsto no han sido probados empíricamente-, la sociedad reconoce su dependencia de un número limitado de clientes y la falta de contratos a largo plazo. De las ventas de módulos fotovoltaicos en el primer trimestre del año, el 54,8% de lo ingresos provinieron de un solo cliente, Forlasa. En total, hubo cuatro. Y en todo 2006, Forlasa supuso el 97,2% de las ventas en este segmento.

También hasta marzo de este año, las ventas de paneles solares se han concentrado en una sola mano, mientras que en el negocio de proyectos llave en mano, el 48% de los ingresos llegaron de la mano de tres empresas del mismo grupo.

Solaria, que prevé invertir 426 millones de euros hasta 2010, también ultima su asalto a los mercados internacionales para reducir está concentración de clientes y mercados. Alemania, Italia, Grecia, Portugal o Estados Unidos son las plazas elegidas por el grupo para desarrollar actividades de márketing, distribución y venta de módulos fotovoltaicos. No obstante, Solaria prevé que España seguirá siendo su principal mercado a medio plazo.

Una de las sorpresas del folleto es que Solaria no ha realizado cobertura alguna para cubrir las fluctuaciones del tipo de cambio del euro contra el dólar, máxime teniendo en cuenta que el 40% de los gastos de explotación del grupo se realizó en dólares estadounidense con el objetivo de comprar células solares.

Dividendo de 2,41 millones

Solaria, que no prevé pagar dividendo a medio y largo plazo para utilizar todos los recursos generados en el proceso de expansión de la compañía, sí ha vaciado parte de la caja hace apenas de tres meses pagando el primero y hasta ahora único dividendo de su historia. En total, 2,41 millones de euros –0,031 euros por acción- que se han repartido sus actuales accionistas.

Hoy se pone en marcha la OPS del grupo, dirigida exclusivamente a inversores institucionales. Tras la operación, el accionista mayoritaria –la familia Díaz Tejeiro Larrañaga- mantendrá un 75% del capital