Google
 

04 junio 2007

Solaria prescinde Lazard, su banco asesor, a las puertas de su OPV

Solaria estará en bolsa el próximo 19 de junio una vez aprobado el folleto de su Oferta Pública de Suscripción (OPS) por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Pero lo hará sin Lazard, el banco que les ha asesorado desde el principio en este proceso y que ha preparado a la compañía para saltar al parqué. Diferencias de criterio han provocado la ruptura entre las partes.

La compañía de energías renovables inició el pasado viernes el proceso de colocación del 25% del capital a inversores institucionales. La empresa, que ha fijado una banda orientativa entre 7 y 9,50 euros, lo que supone valorarla en hasta 960 millones de euros. Esta valoración se ha realizado sin consultar con un asesor independiente, sobre todo tras la decisión de Lazard, la entidad financiera que le ha asesorado desde el primer día en esta operación.

La implicación de Lazard fue total hasta el punto que fue la entidad que asesoró a los propietarios de Solaria a la hora de elegir a los bancos coordinadores de la colocación, Morgan Stanley y Banesto, el pasado mes de febrero.

Solaria ya hizo algo parecido antes de ponerse en manos de Lazard. El defenestrado en aquella ocasión fue Credit Suisse, que tenía prácticamente atado el mandato de la salida a bolsa, que finalmente cayó sobre el equipo que dirige Pasquín.

Enfado monumental

La decisión de Solaria ha provocado un enfado bastante grande en Lazard, entidad a la que le ha parecido poco seria esta medida. Fuentes financieras sostienen que el hecho podría justificarse por las diferencias de valoración entre lo que Morgan Stanley y Banesto –banco coordinadores de la OPV- han asegurado que vale la empresa y lo que Lazard calculaba.

Los propietarios de Solaria han preferido quedarse con los números de Morgan Stanley y Banesto, que confían en convencer a los inversores de poner su dinero en una empresa que apenas gana 5,6 millones de euros y que ha sido valorada en casi 1.000.