Google
 

14 octubre 2007

El 'efecto Facebook' marca la agenda de los grandes de internet

Las comunidades sociales de internet no son un fenómeno de futuro. Son ya un presente en el corazón del negocio de la red. Y hay ejemplos demoledores. En Corea, Cyworld.com ha logrado que el 43% de la población esté inscrita en sus registros de usuarios. En Europa, las redes sociales han logrado atraer a más de 127 millones de visitantes únicos, según ComScore. Este medidor de audiencias indica que se gasta en estos sitios online una media de tres horas al mes (aunque en países como Reino Unido esta magnitud sube a las 5,9 horas). En EE UU, Facebook, quizá el nombre más de moda, registró en agosto un crecimiento en su número de visitantes del 117% en relación al mismo mes del pasado año.

En su avance, la moda de las comunidades sociales, cuyo gran acierto ha sido proporcionar a los usuarios un punto central en la web donde puedan almacenar aquello que les interesa e integrar todas sus actividades (como escuchar música, ver vídeos, hablar con amigos, escribir), ha llegado a los mercados financieros. Así, Classmates, filial de United Online, tiene intención de salir a bolsa antes de que concluya 2007 (registró recientemente su OPV). También Reunion.com, red social que cuenta con 30 millones de usuarios, cerró en el primer semestre una ronda de financiación de 25 millones de dólares, encabezada por Oak Investment Partners, uno de los grupos de capital riesgo de mayor solera en EE UU. Esta es la mayor inyección de financiación que una empresa de este perfil ha recibido hasta el momento.

La expansión de las comunidades sociales y el interés logrado ha llevado a alguna de estas firmas a robar directivos a otras empresas con mucho renombre en internet. Un ejemplo se ha producido esta semana. Según algunos medios especializados, Benjamín Ling, uno de los ingenieros más cualificados de Google y considerado uno de los chicos de oro de la compañía, se ha marchado a Facebook. Y no es el primero. Justin Rosenstein, uno de los gestores de producto del buscador de internet, y Gideon Yu, ex director financiero de Youtube (otra filial de Google) recorrieron este mismo camino en los últimos meses.

Pero, ¿qué tienen estas redes sociales que no tengan los portales? 'Han dado un paso más; el de 'ahora todo junto y en todas partes'. Lo que ha hecho Facebook y otras comunidades es permitirte integrar todas tus actividades en la red en una página, interactuando con ella desde cualquier dispositivo y plataforma, con especial importancia en la movilidad', explica Enrique Dans, profesor de tecnología del Instituto de Empresa.

Un fenómeno al que los gigantes de la red no quieren perder de vista y al que empiezan a sumarse: Microsoft con su red social Space, Ask con Zwinky, Yahoo con Mash y Google con su Orkut. O la propia Ebay, que ha lanzado Neighborhoods, una comunidad con la que busca animar a los usuarios a que cuelguen fotos en la red, intercambien comentarios o abran foros de debate.



Las redes sociales prevén ingresar este año en EE UU casi 640 millones por publicidad


'El hecho de que los usuarios se sientan atraídos por estos servicios marcará la agenda de los grandes de internet', dice Bernardo Hernández, director mundial de Geomarketing de Google, quien está convencido de que habrá una integración entre redes sociales y portales. 'Estas comunidades son una dimensión nueva que será parte de todo lo que se haga en internet. Como una columna vertebral que articulará la forma en la que muchos de los servicios de la red se desarrollan'.

En este sentido, Miguel Acosta, vicepresidente de desarrollo de negocio europeo de Ask.com, apunta que los grandes portales están reaccionando bastante rápidamente a las nuevas tendencias. 'A la hora de ver qué estrategia siguen, tienen dos alternativas: o crear (más arriesgado pero más barato) o comprar alguna red existente (a un precio elevado). Según el directivo, los gigantes de la red están apostando, de momento, más por la primera alternativa, 'pero si ven que les falla, seguramente derivarán a la segunda'. Acosta sostiene que si en el internet actual cada compañía compite dentro de su sector (comercio electrónico, anuncios clasificados, buscadores, comunidades…), en el futuro se camina hacia un entorno donde todos empiezan a competir contra todos a la hora de captar al usuario y competir en el segmento publicitario.

La lucha está servida. Y es que las redes sociales en EE UU van a captar en 2007 unos ingresos de 900 millones de dólares (unos 638 millones de euros) procedentes de los anuncios insertados en sus respectivas páginas, según las previsiones de la consultora eMarketer, que apunta que MySpace, filial de News Corp, y Facebook, captarán el 72%. Este negocio aumentará hasta los 1.380 millones de dólares en 2008 para alcanzar los 2.500 millones en 2011.

Eso sí, no todas las redes sociales viven exclusivamente de la publicidad. LinkedIn, dedicada a los directivos y otros trabajadores especializados y con la poderosa Sequoia Capital como accionista, cobra una suscripción a sus clientes, explica Aitor Chinchetru, experto en Telecomunicaciones de Arthur D. Little.

José Antonio del Moral, director general de Alianzo, vaticina que los movimientos en el sector pueden ser drásticos puesto que, en su opinión, los portales temen perder más clientes en favor de las comunidades. 'Las redes ofrecen todo tipo de servicios y los usuarios no tendrían por qué salir de ella', señala.

También las comunidades sociales son una amenaza a medio plazo para el correo electrónico de los portales tradicionales. 'El e-mail empieza a quedarse como una herramienta corporativa puesto que los internautas más jóvenes han optado por los sistemas de comunicación de estas redes que apuestan por el contacto en tiempo real', coinciden algunos expertos consultados. Otros, como Juan Carlos Fernández, director de MSN España, y Nacho Azcoitia, director general de Yahoo Iberia, defienden que el e-mail seguirá siendo uno de los servicios más utilizados, 'aunque se deje de usar un cliente de correo electrónico personal instalado en el disco duro de su ordenador para realizar la mayor parte de las comunicaciones a través de servicios online', subraya Azcoitia.



Classmates puede ser la primera comunidad en salir a cotizar en los mercados financieros


Pese a los movimientos emprendidos por los reyes actuales de la red, las especulaciones sobre posibles adquisiciones de las recién nacidas redes sociales se mantienen en los mercados financieros. De hecho, el propio Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, se vio obligado a desmentir que su compañía tuviese intención de adquirir una participación de entre el 5% y el 10% de Facebook, una operación que podría valorar a esta última comunidad social en unos 7.100 millones de euros. Aún así, las operaciones no serán fáciles. Alberto Knapp, director general de The Cocktail, cree que es sumamente difícil integrar las comunidades sociales en las estructuras humanas y técnicas de los grandes portales. 'No se trata de comprar propiedades valiosas, sino de saber ponerlas en valor a medio plazo', asegura.

Debate sobre el impacto de las comunidades sociales

The Cocktail: 'El filtrado colaborativo es la clave del éxito'

'Las nuevas redes sociales están democratizando internet', dice Alberto Knapp, director general de The Cocktail. Este experto cree que estos sitios han logrado que gente que apenas se conectaba a internet entre ahora todos los días para ver qué hacen sus amigos. Asegura que los portales tienen difícil sobrevivir si son sólo lugares de consulta del correo y el clima. En su opinión, la integración con las redes sociales es clave porque 'les permitirá segmentar mejor su oferta y revalorizar sus contenidos con las aportaciones de los usuarios, porque el filtrado colaborativo es más interesante que el automático porque el usuario filtra los contenidos de la web a través de su red de amigos'.

MySpace: 'Hay que rentabilizar el tiempo en internet'

Para Borja Prieto, director de contenidos de Myspace España, las redes sociales son la nueva forma de usar internet 'porque te permiten personalizar todo a tu gusto'. Además, considera que la integración de éstas con los portales 'se hace obvia', más cuando como explica 'vemos muchísimos casos de usuarios que lo hacen todo desde su perfil de Myspace'. En el fondo, continúa, 'no es más que una forma de rentabilizar el tiempo que dedicas a internet, porque dispones de todas las herramientas de comunicación online posibles en una sola web y esto seguro que afecta a los servicios tradicionales'.

Ask: 'Los jóvenes 'hablan' a través de estas redes'

'Más que los usuarios cualificados (que también son un nicho importante), las redes sociales están captando sobretodo a la generación que ha crecido con internet', destaca Miguel Acosta, vicepresidente de desarrollo de negocio europeo de Ask.com. Según el directivo, esta generación se comunica a través de la red (experiencias, comentarios, fotos, vídeos...) y, por tanto, 'pide más a las empresas de internet que un portal tradicional, que están perdiendo protagonismo dentro de ese nicho'. Aun así, asegura que obviamente no todas las redes sociales van a sobrevivir y que sufrirán una consolidación como antes vivieron los portales y los buscadores'.

Google: 'Descubren otra forma de contactar con la gente'

El fenómeno de las redes sociales está poniendo de manifiesto dos cosas, que nos gusta estar en contacto y que internet es un medio idóneo para ello, dice Bernardo Hernández, de Google. El directivo explica que 'estamos descubriendo una nueva manera de relacionarnos con la gente que conocemos que hasta ahora era imposible'. Y sólo es el principio de lo que veremos en los próximos años, añade. 'La forma en la que compartimos información va a ser mucho más efectiva y rápida'. Asegura que no cree que estas redes estén restando protagonismo a los portales, sino que 'es algo distinto que poco a poco irá calando todas la iniciativas que ya existen en la red'.

AOL: 'Los usuarios quieren una oferta personal'

Desde AOL aseguran que tienen la sensación de que hay otra fase en esta Web 2.0 que va más allá de lo que ya se ha conseguido. 'Nuestras investigaciones nos dicen que las audiencias clave abarcan la nueva generación de web basadas en servicios. Se trata de hacer funcionar internet para ellos de forma individual', subrayan. La filial de Time Warner considera que redes sociales y portales no son incompatibles, y se recuerda que estos últimos han aprendido mucho de las páginas de networking social, y reconocen que han aplicado este tipo de operaciones a su propio negocio. AOL indica que en su portal ha incluido servicios de Web 2.0 como la posibilidad de compartir fotos.

MSN 'La integración de los servicios aporta valor'

El director de MSN España, Juan Carlos Fernández, señala que las redes sociales no están restando protagonismo a los portales como MSN, Yahoo o AOL. 'Internet ha madurado y dispone de espacio de sobra para albergar más jugadores'. Fernández sostiene que la integración de los servicios online es lo que genera valor añadido al usuario, y que, por eso, la apuesta de Microsoft a través de Windows Live pasa por integrar su red social Windows Live Spaces con otras herramientas de la compañía como Messenger y Hotmail. Fernández añade que redes como Bebo han sellado una alianza con Microsoft para usar Messenger en su página web y simplificar el intercambio de contactos.

Alianzo: 'Facebook ha pasado a ser una plataforma'

José Antonio del Moral, director general de Alianzo, cree que Google teme a las comunidades sociales como Facebook, puesto que han sido capaces de convertirse en auténticas plataformas en las que los usuarios pueden desarrollar aplicaciones para todo tipo de servicios. 'Puedes crear una tienda, un software de gestión de fotos o un archivo de datos', asegura. No obstante, cree que en el enfrentamiento final ganará Google 'no sólo por su poderío económico sino por su capacidad de transformarse para encontrar nuevos negocios en la red'. Del Moral advierte que uno de los riesgos de las redes sociales es el peligro para la privacidad de los datos personales.

Yahoo 'Ayudan a rentabilizar la publicidad'

Nacho Azcoitia, director general de Yahoo Iberia, explica que los nuevos servicios de redes sociales 'han generado una base de usuarios altamente segmentada que crea la mejor oportunidad a los anunciantes para que transmitan sus mensajes a las audiencias más apropiadas y consigan rentabilizar su inversión en publicidad'. Asimismo, cree que el usuario va a seguir ganando protagonismo en la generación de contenidos. Azcoitia insiste en que Yahoo ha mantenido el concepto de la comunidad como el núcleo de la estrategia de la compañía en internet y 'todos nuestros servicios tienen el objetivo de aprovechar las herramientas de las redes sociales'.

España y los móviles se apuntan a esta moda

España no se ha quedado al margen de la moda de las comunidades sociales. Según los últimos datos recopilados por comScore, las redes sociales acumulan 8,8 millones de visitantes únicos, lo que sitúa a España en cuarta posición en el mercado europeo por detrás de Alemania, Reino Unido y Francia; y por delante de Italia. Asimismo, la media de utilización es de 1,8 horas mensuales y 14,9 visitas por usuario.

Entre las redes sociales españolas con mayor tirón, Aitor Chinchetru de Arthur D. Little, señala a Wamba, desarrollada en Mallorca por Matías de Tezanos y Enrique Dubois. La empresa, que asegura haber llegado al millón de usuarios, recibió una inyección de tres millones de euros del inversor danés Morten Lund (uno de los que contribuyó al lanzamiento de Skype), quien habría adquirido un 40% del capital.

Otra de las comunidades españolas que quiere posicionarse con fuerza es Tuenti, creada por Bernardo Hernández y Whoiswho Technologies, aunque aún está en fase beta privada. Otras iniciativas son nosuni.com, patatabrava.com y salir.com.

Al mercado español también han llegado comunidades sociales de otros países. Entre los ejemplos más claros figuran MySpace, que abrió sus puertas antes del verano, y la alemana EstudiLN que, según sus responsables, se integra en las redes estudiantiles europeas.

De todas maneras, los analistas consultados coinciden en que el modelo de comunidades sociales para estudiantes es muy diferente en España dado que aquí la mayoría vive en casa de sus padres, al contrario que en otros países donde se marchan antes de su domicilio paterno, situación que les obliga a un mayor uso de internet para comunicarse.

El fenómeno que sí puede tener un gran éxito en España es el acceso a las redes sociales desde el teléfono móvil, dada la alta penetración de celulares en el país. Según datos de M. Metrics, en torno a 751.000 usuarios españoles se estarían conectando a su respectiva comunidad social desde su terminal móvil. Este mercado se situaría por detrás de EE UU que cuenta con 7,5 millones de clientes en este ámbito; Italia con 1,3 millones y Reino Unido con 1,1 millones.

En este sentido, comunidades sociales como MySpace ya ha lanzado servicios exclusivos para el móvil lo que le ha llevado a convertirse en el líder en Reino Unido y EE UU, donde ya está accesible en operadoras como AT&T, Helio, Sprint y Amp'd. Entre ambos países, MySpace tiene ya 4,14 millones de clientes. En segundo lugar en ambos países estaría Facebook con 2,3 millones de usuarios. La comunidad está accesible en EE UU desde operadores como AT&T, Virgin y Sprint. Otra de las firmas relevantes es Bebo, que según comScore, ha superado ya los 288.000 clientes desde el móvil en Reino Unido, lo que le situaría en tercer lugar de este ranking.