Google
 

17 octubre 2007

Medtronic podría reducir ingresos tras retirada electrodo de desfibrilación

La compañía Medtronic, el mayor fabricante mundial de dispositivos médicos, advirtió hoy de que podrían reducirse sus ingresos del segundo trimestre tras la decisión de suspender voluntariamente la distribución en todo el mundo de los electrodos de desfibrilación de la familia Sprint Fidelis.

Medtronic advirtió hoy a sus inversores de que sus ingresos podrían recortarse 150 millones de dólares hasta los 250 millones de dólares en el segundo trimestre debido a esta medida.

El fabricante de dispositivos médicos decidió suspender de forma voluntaria la distribución en todo el mundo de los electrodos de desfibrilador de la familia Sprint Fidelis y recomendar a los médicos no realizar más implantes de estos dispositivos.

Esta decisión se produce tras la muerte de cinco pacientes, a los que se les rompió este electrodo.

Medtronic precisó en un comunicado que este tipo de cable se utilizaba sólo en desfibriladores o aparatos que aplican descargas eléctricas para restablecer el ritmo cardíaco normal, incluidos los llamados desfibriladores automáticos implantables (DAI) y los dispositivos para terapia de resincronización cardíaca y desfibrilación (TCR-D).

La compañía precisó que unos 268.000 pacientes llevan implantado este dispositivo y les recomendó que consulten con un médico especialista.

Sin embargo, añadió que un grupo independiente de expertos médicos asesores en calidad desaconseja el reemplazo profiláctico de los electrodos implantados, al considerar que el riesgo de retirar un electrodo o el de insertar otro es superior al bajo riesgo de fractura de un electrodo Sprint Fidelis.

Medtronic también dejó claro que la medida no afecta a las personas que llevan marcapasos.

La terapia de resincronización cardíaca es administrada mediante un dispositivo implantable para pacientes con insuficiencia cardíaca moderada o grave y asincronía ventricular.

Esta terapia hace que ambos ventrículos se contraigan al mismo tiempo y de manera más sincronizada gracias a la administración de diminutos impulsos eléctricos a través de un dispositivo implantado en el pecho y conectado a tres cables, según precisa la página web de Medtronic.

Un hora y cuarto antes del cierre de la Bolsa de Nueva York, las acciones de Medtronic bajaban un 12,39 por ciento hasta los 49,35 dólares por título.